Los Beatniks graban en 1966 el primer disco del rock nacional: Rebelde
www.dospotencias.com.ar/rebelde ---------- se actualiza permanentemente ---------- suscribite al MAIL LIST: debates / fotos / MP3 / datos ---------- www.dospotencias.com.ar/rebelde -----------

Entrevista a
Spinetta
Programa
El Monitor

Spinetta
Spinetta "a la americana".
Así salió fotografiado en aquerl disco que grabara en EE.UU. gracias a un contacto de Guillermo Vilas.


Spinetta
Los yankees se creen que están de vuelta en todos los campos. Este LP es una muestra de como pueden destruir una propuesta genuina, convirtiéndolo casi un típico producto americano.

AlmendraAlmendra:
(por Luis Alberto Spinetta)

Todo comienza
en un cumpleaños de 15 de una prima. Uno de los invitados era pianista, y tenía un grupo llamado The Larkins, que ensayaba muy cerca de mi casa y donde Rodolfo (García) tocaba la batería. Un día me fui a uno de sus ensayos, medio con la mirada rectora de mis padres porque ellos sabían que era el paso decisivo, y cuando entré en esa piecita donde ensayaban los quías y escuché un tipo que cantaba, un bajo, una batería y la guitarra eléctrica, capoté totalmente. Nunca había visto guitarras eléctricas de cerca, siempre españolas o criollas. A partir de ahí me atrapó ese sonido que es un emblema para mí: bajo, batería y guitarra.

Cuando empecé
a hacer mis primeros rocks, me parecía imposible llegar a componer alguna canción como las de Los Beatles de ese período, porque eran canciones que rompían con todos los esquemas. Aun hoy analizo los acordes que usaban y son piezas tremendas: la simplicidad que tienen y la riqueza, que es tremenda. Los Stones me resultaban más fáciles, menos cambios de acordes y más ritmo. Yo amaba ambas cosas, pero Los Beatles siempre un poco más.

Sentíamos una ola 
de cosas que hablaban en castellano, sabíamos que existían Los Gatos Salvajes, Billy Bond... Medio que de ahí salió que nuestra música iba a ser en castellano. En esa etapa ya tenía compuesta “Plegaria para un niño dormido” o la zamba que después hice en Kamikaze (“Barro tal vez”). Lo nuestro era que queríamos ser todo a la vez: Piazzolla, Los Beatles, Los Doble Seis de París. Ibamos a escuchar jazz, nos gustaba el folklore de vanguardia, en ese momento venía Waldo de Los Ríos con sonidos electrónicos y era descomunal, lo veía por televisión y me ponía a llorar porque decía: “Esto también es vanguardia”. Escuchábamos a Rovira, a Mederos, un montón de música que no era El Club del Clan. De todas esas conversaciones y horas perdidas, de todas esas cartas con Rodolfo, parte la premisa de crear una música con una libertad de horizonte total. Almendra no fue una casualidad.

En tercer año 
no me fue muy bien, y cuarto y quinto los hice de taquito. Era en el Instituto San Román, un colegio con una modalidad bastante represiva, sobre todo en cosas sutiles. Yo era miembro del coro de la iglesia, todos los domingos a las ocho de la mañana iba a cantar, y subía esa escalera de caracol que me llevaba al órgano, y estaba la monjita, y todos los cabezones dormidos cantando, porque los sábados a la noche con Emilio y los chicos era una romería hasta caer muertos a las seis de la mañana. Una vez nos llevaron en cana en Juramento, porque estábamos cantando “Plegaria”. Cayó la taquería, menores de edad, adentro. Yo me sentía como un turco en la neblina frente a millones de cosas, pero con Emilio sabíamos que ya se terminaba esa etapa: de ahí nos íbamos a arquitectura, que fue la carrera que elegimos para empezar, después hicimos un año en Bellas Artes juntos, con muy buenas notas, y cuando Edelmiro zafa de la colimba estamos todos servidos, y empezamos a ensayar.

No teníamos tiempo para las pibas,
para nada que no fuera música o ir a ver una exposición o saber algo nuevo, leer a Cortázar y a Sabato. Igual íbamos a fiestas con Emilio, pero empezábamos a hablar de Nietzsche y, en vez de bailar, estábamos hasta las seis de la mañana hablando con una flaca, y que no nos dijeran nada en contra de Los Beatles porque incendiábamos al que hablaba. En esas cosas se veían las diferencias. Yo era superenamoradizo, caía por todas las minas bíblicas que veía, me decía: “Por fin te encontré, mi amor”. Había un lirismo y una virginidad tal que después se fueron desatando los colmillos.

El que más calle tenía era Rodolfo, 
que laburaba y hacía una vida diferente de la nuestra, que era más la de un estudiante secundario. Él nos contactaba con las maravillas que había en ese momento para curtir, desde los programas de radio que pasaban mejor música a las novedades de los grupos americanos. Era medio incontrolable, pero siempre estábamos reunidos en una casa. Cuando íbamos a ver jazz, lo hacíamos en horarios que no nos complicaran la existencia. Nosotros éramos púberes que estábamos en una rara. No nos pasaban las cosas que vivieron los pibes de La Cueva, Javier (Martínez) o Tanguito o Lito (Nebbia), que sí son realmente pioneros en ese sentido: estaban en asuntos más de la noche, tocaban en la calle y venía la licuadora a decirles “Si no se van todos de acá, caen todos en cana”.

La balsa
la escuché por televisión, creo que en el programa de Mancera. Estábamos con Emilio y dijimos: “¡Pero estos pibes son impresionantes, yo quiero ser hippie!”.

Lo del nombre 
fue una cosa que nos llevó meses, porque nosotros nos habíamos puesto nombres terribles: Vicuña, no sé, cada cosa... Hasta que Rodolfo y Emilio dijeron: “Ya está el nombre, es Almendra”. Y fue como encontrar “Eureka”. Nadie dijo: “Me parece que no”. En ese momento ya estaba la onda de que los grupos no tuvieran el “Los” adelante. Había salido el libro de Yoko Ono, Pomelo. Y Marmalade, y toda una moda de no poner más “Los” antes del nombre.

Ana no duerme
no es solamente mi hermana, sino todas las Anas que no duermen. Es ese ser que siempre está esperando. Esa muchacha que espera ser amada, que espera un poco de amistad, de comprensión, que quiere salir de su mundo vulgar de mujer, que quiere ocupar otro lugar. Hay otras Ana que esperan pero no se dan cuenta, y se piensan que están fenómeno. En aquella época, una chica de 16 o 17 no era lo mujer que puede ser ahora.


Fermin...
enfrente de mi casa vivía un personaje increíble llamado Carlitos, un chico mogólico, que es en parte la personificación de Fermín para mí. Con Carlitos compartíamos momentos de alegría cuando éramos chicos. Si bien él no podía jugar a la pelota con todos, se sentía acompañado en su tremendo problema cuando estábamos con él. También es una apología, porque me acuerdo de que la madre lo castigaba bastante, hasta delante de los demás chicos. Lo del Fermín del tema no sé si es un grado de enfermedad tan agudo como el que tenía Carlitos, pero sirve para definir la situación del alienado como célula propicia para recibir las injusticias más aberrantes.

Plegaria...
bueno, este tema habla por sí mismo. Hay una crítica a la injusticia del mundo, habla a las claras de un sistema represivo. Pero la denuncia se hace con dulzura: tiene la virginidad que le corresponde, en ese sentido. Por más que tenía un gran impacto cuando lo cantaba, si analizás la letra ves que es pura ideología cristiana: el semejante, el prójimo, la solidaridad. Una temática a la que Nietzsche se opone rotundamente.


A esos hombres tristes...
ahí está el código de cuando éramos chicos: el domingo siempre era un día triste, no sé por qué. A la vez era alegre, porque había fútbol, se reunía la familia, había rica comida. La importancia que se le daba al fin de semana en nuestro país por esos años era tremenda. Pero la soledad personal en ese momento era muy nítida, y yo la utilicé para decir, por ejemplo, “vive de azul, porque azul no tienes domingo”. Después de Submarino amarillo, el azul pasó a ser un color interdicto para la felicidad, pero eso no quita que sea un hermoso color, y poder decir que, teniendo un color, se podía quebrar ese domingo argentino tremendo.

Muchacha...
La de la canción era Cristina Bustamante, mi primer gran amor. Vivía en el mismo edificio de Emilio y la conocía de vista. Pero una vez que los padres de Emilio habían viajado, invitamos a las chicas a tomar algo, a bailar, una especie de asalto. Y ahí me enamoré. Por primera vez. En realidad ya me había enamorado varias veces, pero siempre habían sido amores imposibles, por diferencia de edad: las maestras, las pibas más grandes. Y bueno, todos esos pequeños amores desembocaron en un gran amor, que fue el de esta muchacha ojos de papel. No sólo fue mi primer amor, sino también mi primer gran amor, inolvidable. Cuando estrenamos la canción en el Coliseo, fue tan rotundo el éxito que yo mismo lloraba, no lo podía creer. Aparte, el día que la estrené habíamos tenido una pequeña pelea, y en la mitad de la canción ella se fue. Yo cantaba y la veía irse por el pasillo hacia el fondo. Ese tipo de cosas bien de los dieciocho años. Después vino el éxito y sentí que la canción pasaba a la gente, lo mismo que cuando estrené “Plegaria” o “Figuración”.


Laura va
es una réplica de “She’s Leaving Home” de Los Beatles. Después de escuchar esa canción, no quise privarme de componer algo que se pudiera orquestar de esa forma. Me acuerdo de haberla compuesto un año y medio, o quizá dos años antes de que Almendra la grabara.


Toma el tren hacia el sur
era la influencia de la gente que se iba a El Bolsón. Decía que una forma de entender lo que pasaba era liberarse de la opresión de la ciudad y viajar hacia lugares más desérticos, y buscar otro tipo de vida.


Cuando hicimos ese disco 
yo estaba muy enloquecido. En realidad, tras haber hecho muchos textos con la ópera, en un momento me cansé, y quería proponerle a los pibes hacer un disco totalmente aleatorio, un campo en el cual nos sentíamos muy bien. Por eso están esas largas zapadas. Yo estaba convencido de que no había que hacer más canciones sino ponerse a tocar música espontánea, basado en el concepto de la importancia del momento en que surge la música, un momento terriblemente sensual. Pero todas estas cosas eran ideas, y no se podían mechar en la realidad. Todo el segundo disco habla de una especie de polirritmia. Y para eso, evidentemente había que sacrificar algunas ideas en favor de otras.

En las cúpulas
representa ese Almendra que la gente no pudo llegar a conocer, con una profundidad tremenda y la letra tratando de llegar a algo mucho más profundo que en lo del primer disco. Otros temas, como “No tengo idea”, de Edelmiro, a mí no me gustaban, porque se notaba que Edelmiro vivía mucho con Gabriela y le dedicaba su música. Para mí eso una cosa muy personal que no entraba. Yo hinché con insertar cosas que tenían que ir o ir, no puedo decir mucho, pero pienso que había temas mejores para hacer.

Se perdió una ópera,
toda una obra musical bastante bien armada, que no sé si alguien tendrá en algún casete que haya grabado de casualidad en los ensayos... 


Un día vi un cartel 
que decía “Luis Alberto Spinetta y sus Almendros”, y casi capoto. Pero eran cosas que estaban alrededor del grupo. Yo siempre traté de defender mi creación como individuo, porque eso es patrimonio de cada uno. Lo que sí reconozco es que en el aspecto mecánico sí recaía sobre mí todo el peso: por ser el que más cantaba, el compositor de la mayoría de las obras, tenía el compromiso de un montón de cosas, que fueron las que me empezaron a desagradar de Almendra. Yo veía que en parte mi plan había fracasado, porque mi plan no era Spinetta sino Almendra. Cuando estuvo Pescado fue lo mismo.
Almendra de la primera época era de elaborar coros. Sobre los acordes que llevaba yo, empezábamos a hacer arreglos de los cuales participaban las voces y todos los instrumentos. Después se optó por una temática más fuerte: mandar al vocalista al frente y sonar más grueso atrás. Cuando presentamos “En las cúpulas”  y un montón de cosas nuevas en BA Rock, sentimos que la gente nunca lo iba a entender, porque estaban aferrados a “Plegaria”, a “Muchacha”, a “Ana no duerme”. A partir de ahí, se empezó a funcionar con otro tipo de ideas, que a mí no me gustaban. Eso, más el esfuerzo de cumplir con todas las contrataciones y saber que nuestro representante nos había currado, fue el punto culminante para el grupo.

Fue una aventura, 
el grupo empezaba a funcionar y el sello nos mandó a Perú, todo pago en un excelente lugar, y con la edición de un simple allá. Además grabamos una cinta con algunas canciones que después trasladamos al disco. Fue muy lindo porque Almendra era tan diferente de todo lo que se vio en aquel festival que fue un éxito notable. Nos cansamos de escuchar música en tres por cuatro, valses, y de repente sale Almendra y tocamos el tema de Edelmiro, “Color humano”, y veíamos peruanos a quienes les estallaba la cabeza.

Veinte días después,
debut en el Di Tella de Buenos Aires.
Fue una presentación exclusiva, la primera: preparamos unas diapositivas impresionantes, como si fuéramos presos, todos los rostros de atrás, de costado y de frente, como si las fotos de los archivos policiales. Me acuerdo de que el grupo se presentó tocando irónicamente un vals viejísimo, “Desde el alma”, con una guitarra distorsionada. El éxito superó las expectativas que se habían generado, para nosotros fue un paso importantísimo. Después volvimos a tocar: con gente del jazz (donde hicimos un tema de Coltrane, incluso) y en un happening de Marta Minujín, muy loco, muy Flower Power.

Creo que 
todos esos conciertos fueron muy importantes porque pivotearon que Almendra llegara al gran punto, antes de los discos. Lo del Coliseo de los domingos a la mañana fue especial porque nosotros veníamos de esperar eso, un contacto grande, y todos los demás grupos ya lo habían hecho, Manal... Ahí Almendra pudo mostrar realmente lo que quería hacer. Otra cosa importante fue que actuamos con una protegida producida por Paul McCartney que vino a la Argentina, Mary Hopkins. Ella había hecho un hit, “Those Were The Days”. Fue como una especie de debut, fue muy bueno.

$e pen$aba muy poco 
en esos términos, porque veníamos todos de vivir con nuestras familias y no teníamos la responsabilidad de ganar dinero. Pero en la medida en que nos sentíamos verdaderamente profesionales, empezamos a sentir lo importante que era que nos pagaran lo correcto. Creo que tenía su importancia: trabajábamos para tener buenos instrumentos. Ésa era la apetencia exclusiva, renovar equipos.

Nuestra preocupación 
fundamental era sonar bien y producir música muy original, que se distinguiera sobre todo de la música extranjera, que venía con todo. Luego, con el nacimiento de otros grupos, como Vox Dei, sabíamos que no éramos los únicos, que éramos muchos que estábamos peleando por obtener un lenguaje, algo para decir y que captara a mucha gente.

El material de un segundo disco 
de Almendra nunca se llegó a realizar, porque antes de que surgiera la temática del disco doble, ya estaba compuesta la ópera, que bien podría haber abarcado un disco entero. Por otro lado, había una cantidad de temas, por ejemplo uno que se llamaba “Cero”, y en el primer disco habían quedado afuera “Chocolate” y “Jueves no se detiene”, un montón de canciones, sumadas a las de la ópera, que no se llegaron a conocer, muchas eran de la época de “Hermano perro”. Pero como el primer disco salió muy tarde, cuando nos agarró la segunda grabación estábamos cansados de ese material, y tratamos de incluir temas más nuevos, que por otro lado llevaban un cambio inminente. Yo quería que Almendra saliera un poco de esa melaza de los temas dulces y entrara en una cosa un poco más comprometida rítmicamente, más por el lado de “Ana no duerme”... Nos agarró en una transición grande el segundo disco. A todos: no como Almendra, sino a cada uno.

La Opera: Señor de las latas
La influencia más directa fue Tommy. No nos basamos en ella, pero sí tomamos el indicio, que era perfecto: realizar una obra extensa con un texto largo y que respondiera a un mismo concepto. Se iba a llamar Señor de las latas y era la historia de una especie de dios que bajaba a la Tierra, recorría esta ciudad y cantaba lo que los juglares cantaban en ese momento (iba a incluir temas de Moris, de Lito Nebbia, de Roque Narvaja y de Javier Martínez). El punto final era que este ser se despertaba hecho un pordiosero y empezaba una nueva vida: la música de ese despertar era el tema “Canción para los días de la vida” (incluída en el LP solista A 18 minutos del sol). Había una cantidad de historias paralelas, el tema “Ella también” (de Kamikaze) formaba parte, inclusive había una cita de “Muchacha” en un tema que se llamaba “Niño escobita de sol”. Había una cantidad de cosas muy lindas. La “Obertura”, que además tenía una introducción muy buena, que lamento que se haya perdido en la noche de los tiempos.

Nunca me oiste en tiempo
Es así, no es algo que pensé siempre, sino que otra gente lo pensó antes y yo lo vi así: “Estás muy avanzado, hacé una cosa más a tierra, la gente lo va entender después”. Y yo me dije: que lo entiendan después, pero yo lo entiendo ahora, no lo puedo hacer mañana. En parte, cuando vuelvo de una cantidad de periplos musicales a hacer un ritmo rockero, es con la intención de recrear un estilo que en mí no murió, un estilo de rock con un tratamiento armónico más nutrido. Aquél era un momento ideal para decir: este rock es para entender y para no entender, pero lo cierto es que nunca me diste un tiempo. Creo que, salvo cosas muy pueriles o pasajeras, ninguno de los artistas actuales somos atendidos o entendidos en tiempo.

Separatta inevitable?
Retrospectivamente hablando, la decisión era inevitable en ese momento. Pero, si ahora la tuviera que tomar, diría: “Busquemos la forma de ser Almendra sin ser lo que en este momento somos como Almendra”. Todo eso de los shows y el excesivo trabajo y la falta de continuidad en los ensayos, que nos llevaron a dejar de lado la ópera y otras cosas, porque era mucho trabajo. Había cosas que nos hacían daño y no nos dimos cuenta hasta el momento de la separación. La persona que nos había trabajado como representante en realidad nos había estafado... Teníamos adentro un mal que nos estaba haciendo bolsa, y ahí saltó todo. Un motivo más que se sumó fue que había una cantidad de propuestas oficiales que para mí no eran nada auspiciosas:
como ser que un gobierno de facto pretendiera producir una obra de un grupo como Almendra, a nivel nacional, como si fuera un producto más de la arquitectura criolla. Yo me negué a eso, interiormente no estaba de acuerdo para nada en colaborar con algo oficial. 

 

Invisible
LO VISIBLE DE INVISIBLE
REVISTA PELO
enviado por Gabriel Barreiro

Muy pocas veces el público recibió a un músico que ingresa al escenario como en la noche del recital debut de Invisible. Había real cariño, además del respeto, cuando aplaudían y le pedían cosas ininteligibles a Luis Alberto Spinetta. Una trayectoria de lealtad a sí mismo y a su música, una actitud sin fracturas ni concesiones en su ya extensa marcha, parecen ser los motivos que fundamentan esa devoción previa, el estar incondicionalmente "a favor" de cualquier experiencia que emprenda: se llame Torax, Pescado, Invisible o Juan Pelotas.

Hay una línea, quizás vertebrada, pero siempre unida en el caudal expresivo de Luis. Puede encontrarse en algunos puntos de esa línea con otros músicos. Y hacer la música que sale de ese encuentro. Eventualmente esos músicos pueden ser mayores o menores intérpretes de su música. Pero nunca Luis ha descendido de su línea, de su entrega expresiva total.

Esta nueva experiencia evolutiva llamada Invisible, un encuentro nuevo en ese camino (el bajista Machi) y un reencuentro (el baterista Pomo, con quién ya había tocado anteriormente). Si ya se aceptaron y reconocieron sus "encuentros" anteriores no es demasiado válido comparar. Pero para quienes tengan dudas, o simplemente prefieran la comparación como método de reconocimiento, lo visible de este Invisible parece ser, a priori, un mayor basamento técnico (si es que eso tuviera importancia en la musica de Spinetta) y una fluidez comunicativa entre los tres músicos que los hace trabajar independientes pero (telepáticamente?) unidos a la vez.

Si quisiera, Spinetta podría desarrollar gran parte de su caudaloso material creativo como solista. Lo volvió a demostrar mágicamente en Artaud, su último álbum. Pero es visible que, necesita expresar otra parte de su música con un grupo. Un conjunto que quizás sea ideal, o viva solamente en su imaginación. Pero en cada paso, como en este, parece estar más cerca de la realidad y la concresión.

Quizás muchos de los que viajamos en este tren de "encuentros" como pasajeros, creamos que lo más parecido a ese ideal de grupo haya sido Almendra. Pero analizando la cosa sin cariños, ni recuerdos castradores, Almendra tuvo otro significado, otra importancia: fue algo así como el nacimiento. Por fortuna para la música argentina no sólo de Luis Alberto Spinetta, también de otros tres grandes músicos. Esa es la validez de Almendra: el nacimiento. Tan importante como para un ser humano que lo recuerda cada año, aún cuando ya ha conseguido su "ideal" o realización y , seguramente, hasta su muerte.

Todo debut, cada recital tiene algo que prevalece. En este caso parece haber sido la actuación de Machi y Pomo. Más aún que la de Luis. Esos dos músicos demostraron esa noche que tienen capacidad técnica y altura creativa. Ambas cosas probablemente frenadas o dormidas en sus actuaciones anteriores. Ahora dan la sensación de haberlas hecho visibles, aflorando, con Invisible. El recital en sí fue novedoso y de calidad. Buenas ideas en cuanto a la proyección de películas (Hidalgo Boragno) y a la inclusión de un personaje (quizás simbólico) "Elmo" (el molesto): un bailarín portando una cabeza gigante de cartón que , sorpresivamente se introdujo en el escenario. N. de Tano: Este personaje no era otro que el periodista Miguel Grinberg, amigo de la banda. El otro punto destacado estuvo en la amplificación del sonido: buenos niveles, voces audibles.

PUNTO APARTE

Las dos bandeadas del espectáculo (tenemos que ser francos) ocurrieron al principio del recital y los músicos no tuvieron nada que ver en ellas (cosa que, por fortuna, suele ocurrir). La primera: antes de que ocurriera nada, Miguel Grinberg subió al escenario y habló sobre la liberación, la represión y "ahora que estamos juntos", etc. Pero sucede que el rock no necesita de ningún papá por más sacrosantas que fueran sus palabras, ni requiere de ningún coordinador que la reitere clichés revolucionarios porque, en definitiva, la liberación de la música de rock la ha conseguido -y la seguirá manteniendo- la gente y no los líderes que buscan autopromoción especulando con la expectativa que provoca la presentación de un grupo metiéndose subrepticiamente a largar un toco personal (oído obligatoriamente) para el que nadie había pagado su entrada. N. de Tano: es medio inexplicable esta actitud censora. Tal vez se explique si tenemos en cuenta que Griberg era un periodista que de alguna manera estaba siendo avalado por Spinetta como tal, molestando de alguna manera al cronista autor de la nota o a la misma Revista Pelo, que de alguna manera se consideraba el unico medio autorizado para hablar de rock argentino.

El otro flanco flojo es menos grave, antes también de la actuación se presentaron fotos proyectadas con imágenes del conjunto. Se supone que todos estamos contra la idolatría: fue muy triste ver a una parte del público apludiendo una foto. Hubiera sido preferible que aplaudieran el doble cuando Luis nos contó la historia de "La azafata del tren fantasma". (Todo esto sin la intención de verduguear a nadie).

N. de Gabriel: El artículo no tiene firma

LO QUE DEJA VER
REVISTA PELO No. 44
enviado por Gabriel Barreiro

Después de tanto tiempo de estar en contacto con un público incondicionalmente devoto, cualquiera que observe la trayectorisa (no sólo musical) de Luis A. Spinetta no puede dejar de evaluar su curioso poder carismático, su casi inconciente influencia sobre los espíritus dispuestos a escuchar su mensaje musical. Si Spinetta hace un buen chiste en el escenario, todos se ríen. Si hace uno malo también todos ríen. Si canta una canción triste es probable que todos se sientan de esa forma. Y así con todo. Hasta el arrastre de público que tiene cada uno de los grupos que forma. Cada uno de ellos ha provocado un interés poco comparable al de otros conjuntos.

¿Por qué su público le es tan fiel incondicionalmente? Lo del poder carismático está bien. Pero hay algo más: el conocimiento por parte de la gente, que no saldrá defraudada. Algo mágico (como el carisma) se esconde en esas letras (que muchos no entienden), en la calidez o agresividad de la música. Finalmente hay algo de mago en el propio Spinetta y su galera, tan repleta de viajes pasionales en el bien o en el mal, no está sólo corporizada en su guitarra sino, también, en su propia mente. Si embargo, esto no explica todo. No es toda la verdad de lo que ocurre. Es apenas un intento. Cada espectador que va a sus recitales esperando algo más que la excitación efímera del rock and roll, tiene seguramente su propia explicación, su personal punto de contacto y comunión con las cosas que le serán dadas desde el escenario.

Por todo eso quizás es que hace algunas semanas, para el primer recital de su temporada ´74, el teatro Astral colmó su capacidad al presentarse Invisible, un grupo con el que Luis Alberto parece decidido a evitar su posición (inevitable y lógicamente) condensadora. Por eso mismo, tal vez, los temas de este nuevo grupo están firmados por "Invisible" y no por algunos de sus miembros en particular.

Los grupos de Spinetta no han sido simplemente un cambio de integrantes. Han implicado también una nueva tentativa musical. Pomo y Machi están allí para hacerlo, y lo están demostrando.

Este primer recital de Invisible en la temporada mostró un definitivo ensamble del grupo y dejó ver la punta de lo que parece ser un nuevo cambio autoral. Algunos temas nuevos que fueron presentados esa noche, giraron alrededor de ritmos más cadenciosos y una marcada inclinación por la búsqueda de la melodía. Aunque a veces esos momentos eran sorprendidos por cortes y cambios abruptos, siempre tendieron a la suavidad. N. de Tano: evidentemente el cronista estaba comparando con sus trabajos anteriores en Pescado Rabioso donde imperaba tal vez la fuerza.

Quizás por ese motivo dió la sensación que los primeros temas del grupo, los de sus primeras presentaciones, aparecieran como los de mayor fuerza.

Por otra parte Invisible está intentando complementar su labor musical con la proyección de películas y slides con el criterio de brindar un espectáculo integral. Esta parte del recital, como en oportunidades anteriores, sigue estando en manos de Hidalgo Boragno. Esta vez lo culminante de ese show fue la proyección de una película de terror (casi surrealista, si el terror no lo fuera en sí mismo) durante la interpretación del tema "Azafata del tren fantasma". Las imágenes que se proyectaban -cine mudo y antiguo- llegaron a copar tanto a la audiencia que estaban todos pendientes del film y no de la música. Esto duró algunos minutos y, evidentemente, logró los fines propuestos: hubo por momentos una tensión poco habitual en los recitales.

Como parte integrante de ese show volvió a presentarse el muñeco cabezudo llamado Elmo-Lesto.-

Pomo: realmente muy bien; demostrando una total evolución en su instrumento y una decidida compenetración con la esencia del grupo. En las zapadas (breves) mostró ritmos y conragolpes ajustados, nunca el toque exhibicionista. Es realmente importante el cambio de este baterista en relación al trabajo en grupos anteriores.

Luis Alberto: cada vez canta distinto y cada vez canta mejor. O quizás "mejor" no sea la palabra indicada: cada vez llega más sensitivamente en la expresión. Instrumentalmente se ha sumergido en la búsqueda de nuevos sonidos en un intento de otorgar un nuevo color a su música.

Machi: continúa usando los mismos tonos pegajosos, una forma de tocar que casi se está convirtiendo en estilo y que ha madurado adecuadamente para acompañar a Spinetta en sus intrincadas búsquedas sonoras.

El sonido de Invisible aún no se percibe con nitidez a pesar de todo lo dicho. Los temas, bastante opuestos a lo que realizaba cada uno de sus integrantes antes de unirse, están señalando que todavía el grupo está planeando mucho más para dar. No en un plano de clasificación tipo vertical, de mejor a peor. Tiene aparentemente mucho más para dar en forma horizontal, en un crecimiento donde los valores no son fichas sino que están dados por la búsqueda de Spinetta caminando con tantos músicos: no se trata de mejorar un nivel técnico (cosa que, eventualmente, en este caso está lograda) el asunto, creemos, es crecer, explorar ese terreno invisible que es el espíritu, el estado de conciencia superior de los humanos.

A Invisible se lo vio en los estudios...

Los músicos de rock argentinos, junto a los técnicos que conducen el alambique de una grabación deben hacer verdaderos esfuerzos para obtener un nivel minimamente óptimo del precario equipamento de los estudios locales.
Esas carencias, es importante ubicarlas así, es el resultado de toda una estructura económica mundial que mantiene a la zaga -por diversas circunstancias-a paises como Argentina y a todo el resto de Latino América.
Y esto es importante decirlo para que cuanto alguien compare con sorna los sonidos de grupos provenientes de potencias tecnológicas con los rudimentarios ejemplos nacionales tenga en cuenta la diferencia abismal de los elementos de producción.
Lo cierto es que hace unos días Spinetta, Pomo y Machi (Invisible) se introdujo (sic) durante todo un día en los estudios para registrar uno de los temas de su próximo simple. Aparentemente el hecho de que cada uno de ellos tenga muchas horas de grabación como resabio experimental, podría indicar que los inconveniente serían más fácilmente solucionables. No es así: un músico experimentado siempre quiere obtener más nivel, la escala de calidad de transmisión expresiva. Y a medida que avanza se estrella con frustrantes imposibles.
Invisible ingresó a la sala de grabación a las nueve de la mañana y recién terminó su trabajo a las ocho de la noche. Como era la primera vez que grababan, allí utilizaron gran parte de las primeras horas para la instalación de equipos pruebas y familiarización con las posibles
acústicas que tendrían para grabar.
Pasado el mediodia comenzaron las primeras pruebas y tomas concretas.
Pero también empezaron los inconvenientes: Spinetta utilizaba un equipo accesorio. Fase para lograr un sonido especial en la guitarra, como si estuviera conectada a un equipo Leslie de órgano con ese sonido cíclico tan característico de esos instrumentos.
El problema surgió cuando el Fase fue conectado a la consola de grabación: inmediatamente surgió por los parlantes del estudio el acople de una emisora radial. Después de muchas pruebas llegaron a la conclusión de que había que eliminar la utilización del Fase. Los músicos decidieron entonces, hacer algunos cambios en el planteo de la grabación para lograr posibilidades afines. Terminada esta "fase", se dedicaron a ajustar el instrumento que demanda siempre mayor trabajo en las grabaciones: la batería. Para ello Pomo practicó diversos pasajes mientras desde la cabina le iban indicando el balance de cada un o de los tensores. Después él mismo se acercó a la consola, escuchó lo hecho y pidió algunos cambios, como por ejemplo un
sonido más grueso en el bombo. Por su parte, Spinetta pidió conseguir desde la consola un sonido más denso para su guitarra, en parte para compensar la falta del Fase. Así, estuvo
todo dispuesto y arrancaron con la base de "Viejos ratones del tiempo" (uno
de los dos temas del simple) Spinetta lo hizo sentado en el medio del estudio, Pomo en la cabina especial para la batería y Machi casi oculto entre los separadores del estudio. Finalizada la toma, volvieron a la cabina a evaluar los resultados. A Spinetta no le gustaba el sonido de su
guitarra
, en exceso comprimido. Intercambiaron ideas con el técnico y decidieron
hacer otra toma. Pero esta vez tuvo que repetirse porque Pomo en la mitad del
tema, estuvo un poco fuera de tiempo
. Nuevamente en la cabina decidieron que, si bien la última toma estaba okey, harían un a más por las dudas.
Después Spinetta procedió a grabar una parte de guitarra acústica ya sobre el final del tema. Luego harían las partes vocales, a cargo de Machi y el propio Luis Alberto. Una vez escuchado el material registrado, conversaron sobre el otro tema "Pleamar de águilas", que grabarían unos días después. Y en fin... esto fue la crónica de Invisible en estudios.
Revista Pelo

Invisible1976

Invisible

Invisible ha sido elegido por el público como el grupo más popular de 1976. Este elogio, más allá de las obvias reticencias que pueda haber sobre los factores que determinan una elección, es inobjetable de acuerdo con la propuesta estética y creatíva del ahora cuarteto Invisibie. Todo el mundo conoce a uno de los mentores de ese éxito, Luis Alberto Spinetta. Y también conocen, debido a la conmoción informativa que generó su descubrimiento, al nuevo ïntegrante, el guitarrista Tommy Gubitsch. Pero pocas veces se ha escuchado la ópinión de los dos hombres claves de Invisible: Pomo y Mach constituyen una de las rítmicas más brillante del medio y es allí donde se genera el sonido de Invisible. Hasta ahora no han sido demasiado evidentes porque a veces el brillo de un creador como Spinetta puede enturbiar la visión, pero como ellos son parte importante de ese reflejo, conviene conocer su pensamiento.

Invisible

La mayoría de la gente no repara en ellos y es lógico teniendo delante a alguien como Luis Alberto Spinetta. Pero además ellos nunca hacen nada que los ponga en evidencia. Pomo y Machi son como instrumentos; están allá atrás marcando el ritmo, midiendo el tiempo. Son el muro macizo donde se apoya toda la fulgurante figura de Spinetta y la habilidad de Tommy Gubitsch, son el respaldo seguro para la elocuencia de los demás. Fuera del escenario no cambian demasiado, prefieren la parquedad a las peroratas vacías. Pero en esta oportunidad consideraron que podían expresar sus opiniones sobre algunos aspectos de su carrera y del rock en general:

MACHI: "Uno de los temas obligados que debe tocar cualquier instrumentista son Ïas inÍÌuencias que tiene. En mi caso creo que casi todas las cosas que escucho y veo me influyen. Como todo el mundo, cuando empecé a tocar estaba terriblemente influido por los Beatles. Así se va dando una progresión de influencias. Siempre existe algún modelo que Ilama la atención y, por causas determinadas, luego deja de serlo porque aparece algo superior. Yo no soy un músico que escucha sólo a los tipos que tocan el bajo, sino que me considero un músico que escucha música.
Hubo un solo músico que me hizo sentir realmente influido en mi instrumento; ese bajista era Rick Gretch. Recuerdo que me Ilamó poderosamente la atención en el único álbum que hizo con Blind Faith, y tiempo después descubrí que su manera de tocar y su sonido tenían muchos puntos de contacto con lo que yo estaba haciendo. Pienso que ésa es la verdadera influencla que un músico tiene, cuando encuentra otro modelo superior que transita en el estilo que uno hace."

POMO: "Creo que hace un tiempo atrás yo podía definir con claridad y certidumbre cuáles eran mis influencias, pero en la actualidad las cosas cambiaron mucho.
En este momento todas las influencias son consideradas válidas. Es un fenómeno eminentemente contemporáneo. Las comunicaciones son muy rápidas y acabadas, hoy se escucha la música editada en Europa o en Asia la semana anterior. Y todas esas cosas modifican e influyen prácticamente de un día para el otro. Además considero que nadie queda terriblemente 'marcado' por algo que vio o escuchó; eso sería realmente deprimente y no creo que a nadie le guste reconocer tan poca amplitud musical. De cualquier manera, puedo decir que en este rromento me gusta mucho el baterista Steve Gadd."

MACHI: "En este último año la música popular argentina ha tomado un rumbo muy definido. Varios grupos han intentado amalgamar o incorporar fórmulas e incluso instrumentos netamente porteños. Yo entiendo que esas búsquedas son válidas. Particularmente, por contactos personales, pude observar cómo se ha desarrollado todo este proceso en un grupo como Alas, que hasta Ilegó a incorporar a un bandoneonista en sus filas.
Esto no quiere decir que todo lo que no esté dentro de esa experiencia está invalidado. Por el contrario, creo que va a seguir existiendo música para todos los gustos y niveles de audiencia.
No creo que Ía música argentina vaya a transitar un solo camino, sino varios en los que cada grupo hará su aporte y su evolución. En ese aspecto ya es claramente concreto el crecimiento experimentado por todos nosotros y, particularmente, los compositores. Fundamertalmente se ha cambiado bastante la mentalidad del músico; no es como antes, cuando bastaba tener ganas de subir y tocar. Hay mucha más conciencia de cómo se le deben dar las cosas al público."

POMO: "Estoy de acuerdo con eso y además con que hay un montón de grupos que están dejando de identificarse como grupos de rock. Es evidente que Ia.s raíces de lo que oríginalmente fue el rock se fueron diluyendo lentamente en nuevas formas musicales donde ese ritmo sólo era una referencia. Cuando todo esto nació, había una dirección mucho más definida, también más estrecha en la música; el tiempo y los avances de la tecnología fueron dejando cada vez más lejos las limitaciones y los rótulos."
Revista Pelo

PRIMERA PARTE

(Tema de Pototo de fondo)

- Uno de los cambios es que esos cambios ya no son cronológicos y que la memoria me resulta complicada.. que... son muchos cambios...no? pero podría decirte que en el momento del tema de pototo la necesidad era encontrar una forma de romper cualquier afuera ...de esa forma...y ahora creo que uno tiene la posibilidad de elegir más...inclusive mas meticulosamente...una forma especial de decir algo...eso para mi, a la vez, representa un progreso un cambio para bien...

-Esas canciones que quedan...por ejemplo...que se hacen ya ajenas a vos ...que ya no te pertenecen de alguna manera...hace un rato contabas como habías visto una pintada en una esquina porteña y me decías que no todo tiempo por pasado fue mejor

-(risas)- acorde - tocando un acorde en la guitarra-

-Y que creo estaba firmado juventud peronista, y como ya una frase que había sido tuya ahora era usada por otros y quizas en otro sentido. Como te funciona el hecho de que...lo que vos hayas dicho ya no sea tuyo? ...digamos

-Esteee...sigue siendo mío...porque es de todos...y yo soy uno de ellos...y por otro lado pienso que si está bien usado...como que no siento que se me fué de las manos ...lo hice con la intención que fuera algo lindo ... y de golpe... con el asunto de las manos de Perón y los ¨flaps¨ ...no es cierto...de alguna manera puede estar mal usado y no me tiene que doler eso ...no me tiene que joder...tengo que verlo como una cosa que es asi...

-Pero no te impresiona el hecho que otras gentes hable con tus palabras ...no te dá cierta sensación de potencia eso...

-Si y no...no sé...si me creyera mas de lo que vale me pierdo y empiezo a creer que dije algo...en cambio si lo veo como que es algo que es espejo de lo que uno hizo no soy yo tampoco...volvió pero no es aquello de lo que partió...

-Volvió una noche

(risas)


SEGUNDA PARTE

-Lo curioso de todo esto...hablabas antes del adentro y del afuera...es que uno se imaginaría un poco dificilmente que una frase de un tema de spinetta pueda servir para una pintada política...que pasó con todo eso ...hay un toco de gente que habla con palabras tuyas pero en general habla de otras cosas ... no sé cuantos chicos habrán dicho cosas con ¨muchacha¨ o ese tipo de historia...pero con la otra cuestión...la realidad mas inmediata...aparentemente en las canciones no hubo cruces...no los hubo realmente o...

-No... yo creo que es un poco lo que te decía antes...este...es que de alguna manera si a través de un mensaje político en última instancia aunque no sea por ahí la facción política que me interesa a mí..si está usado por una verdadera liberación es como que vale que digan una palabra mía o de Fedor Dostoievsky o cualquiera

-Te comparás bajo no?

-No...no...no...no es una comparación (risas) no sean así...  iba a decir una cosa diferente pero dije Fedor Dostoievsky para que vean que lo conozco (risas). Yo creo que lo importante es usarla para la liberación esas palabras...sean míaÐas o de cualquiera. Si estan usadas para la liberación yo creo que al autor no les puede molestar...y si no estan usadas para la liberación tampoco le puede molestar...pero no hay forma de atribuirse ...entendés...una posesión sobre esas palabras...

-De que hablás cuando hablás de liberación
- (risas) te toco otro acorde...(acorde de guitarra ...ver clip) eso es....bahh... no... no solo eso... es todo esto también...es un juego ...es una seducción en la que el cuerpo solamente hace de antena.

-Y hablando de facciones políticas ...hay alguna que te represente?

-No sé me represento mucho en mi presidente actual (por Alfonsín) me represento porque yo al comienzo dije que lo veía un poco jovato...pero lo veo que pese a todo está muy humanizado y le han dado de palos y se nota la fuerza ...como un luchador...lo veo por ese lado y creo que no estuvo mal la elección...yo volvería a hacer una elección casi similar...es todo un pronunciamiento

-Lo que vi distinto y me parece que hay otra historia distinta por ahí que no solo tirabas un poco de música ...no solo tirás un poco de música...sino que siempre hay una especie de respaldo que viene de lugares muy distinto...en algún momento pudo ser Artaud y el surrealismo...en algún momento pudo ser Castaneda hay quien puede sospechar que está Fucaud
(ver como se escribe) detrás de algunas cosas ahora

-Si... como no...

-Y como manejaste eso porque de alguna forma fuiste acercando literatura que era un terreno que la gente cuando se prendió con el rock ...no...casi no manejaba?

-No se ...por ejemplo...creo que solamente tomé...digamos...no me pude hacer cargo de esos libros que describí convertirlos en música...aparte hubiera sido una tarea demasiado osada...no sé si estuve preparado nunca para eso...pero yo lo que se es que lo que me pegó fuerte traté de imprimir de alguna manera con música en algún momento tomando pequeñas o cosas sutiles que me impactaban y me daban imágenes poéticas...sobre todo hablando de Castaneda que es un poco...es una visión permanente...a partir de que lo leí no me pude desprender...en el último disco por ejemplo hay una imagen que dice que la mujer sabe el devenir porque ve con el ojo que mira al magma...que no es nada menos que la vagina que apunta hacia el centro de la tierrala tierra ... y a través de eso según Don Juan ve la fuerza real de la tumbadora...que...bueno es otra cosa...es una fuerza misteriosa que nos reúne o nos separa de...de esto y pienso que siempre Castaneda es como una permanencia pero tomo como quien toma una gota del mar...no puedo tomar todo eso...no me puedo hacer cargo de semejantes cosas...no tengo coyotes en casa...asi que...(risas)
(dialogo entre risas)


-Ni ¨otrosyotes¨

-Tengo ¨escobisontes¨

-Que son ¨escobisontes¨?

-Son como co-productores...pero...bisontes...

-Con cuernos y barba...

-Claro...es una actitud de arietes de carne...digamos...que se...desliza hacia adelante imperterritamente y evade las fronteras...

TERCERA PARTE

Spinetta

-Te decía que una cosa curiosa que da la impresión que hubieras de la razón como decían en otra época...porque con el surrealismo había mucho una cosa de sensaciones y de espontaneidad...de inmediatez...con Castaneda algo bastante semejante por ahi mas profundo...pero Fucaud es otra historia... digamos...te has tenido que poner a estudiar ...supongo...a pensar de otra manera en esos textos...y...como...hubo un cambio real en esto? dejaste aquello de sentir las cosas por pensarlas un poco más?

-No podría decirte que no...o sea...creo que algo de eso hay...probablemente sea que ...que por ejemplo mis hijos son mucha poesía ...a pesar de todo lo que significa tener hijos y hacer el amor a puertas cerradas...no? (risas) o sea aquella famosa mentalidad victoriana...entonces creo que por ahí como tengo una fuente de cosas que son mas del lado de lo tangible...no es cierto...por ahí debí compensar eso con una forma de aprender a leer por ejemplo...ensayo... es una cosa que me entusiasmo siempre pero que en la medida que lees otros escritores vas aprendiendo mas a leer y mejor...y en eso tiene que ver mucho Alejandro Roztchiner que fue quien un poco me volvió a incitar a leer filosofía. Pero tampoco puedo hacer de literatura como la de Focault o Godrillardo de leer eso ...esos tipos puede ser demasiado ...o sea como que me siento como un mero decorador de alguna de esas pequeñas partes y le meto para frente porque se que en el fondo el mensaje que me lleva es bueno

-Pero hay dos o tres ideas básicas que has tomado ahí que te parecen se puedan llegar a transmitir...cuales serían?

-Bueno ...basicamente algunas ideas son mías y las trato de transcribir porque las leí ahí y las transcribí a mi forma de verlas como por ejemplo...que la ley actúa en el pasado...vivimos en un mundo donde la ley está cumpliendo su rol una vez que ¨ya fué¨ y por ello las leyes cambian...porque se adaptan a las transgresiones que se cometen de esa ley...entonces como que no hay una ley sino para usarla una vez que ¨fué¨ y algo de eso está emparentado con Focault...por ejemplo un libro como ¨Vigilar y Castigar¨ me parece que es una introducción al psicoanálisis realmente en serio y por más que no te vayas a psicoanalizar me parece fabuloso leerlo porque es verse a uno mismo desde el punto de vista de lo que hemos creado como norma represiva entre todos no? ...la profunda inocencia que hay en el fondo de toda gran represión...son manojos de carne que andan ahí...ninguno logra mas que ser una cruz...no?

-Lo curioso es que en medio de todo esto Fucault habla en ¨Vigilar y Castigar¨ de la cuestión de la familia... de la escuela como lugares de represión...vos tenés una familia bien constituida y tus hijos van a la escuela supongo...y eso como pega?

-Yo no lo he compatibilizado con mi vida saliendome del plano teórico...un poco eso es literatura y vivir es otra cosa...y por otro lado que creo que...a mi casa por lo menos trato de que sea fabrica linda ...no es cierto

-Focault trata tambien bastante el tema de la locura...vos... sobre todo en una época...se decía que Spinetta...ese si que es un delirante de verdad...y cosas por el estilo...y había una cierta reivindicación de la locura como el lugar de la marginalidad ...como el lugar de la oposición y demás...como te ves ahora frente al delirio...a la locura?

-Yo creo que esas son como condecoraciones...que te digan loco es alucinante...sobre todo si no estas rematadamente loco...de esos realmente dañinos no? y lo veo como que verdaderamente el loco es la locura del mundo un poco...yo a veces pienso que nosotros...los que aparentemente estamos cuerdos no solamente que somos locos atenuados sino que ademas organizamos nuestra estructura total para no gatillar la locura que se ofrece por la erogación cósmica en si...sino que el loco parece ser que es como una verdadera lamparita que vibra por vibrar y no puede organizar ninguna respuesta valedera para su mundo y entonces bueno es el demente y entonces...bueno...se lo aisla...tarde o temprano ese lenguaje marginal...ese no-lenguaje...tarde o temprano tiene una estructura absolutamente cósmica...no se la puede descartar...el lenguaje de los locos mañana será el de los cuerdos...

-Pero vos conseguiste organizar una forma de lenguaje y que al mismo tiempo te dijeran loco

-Por eso ...es como una condecoración...como que te queda un fino recuerdo de un momento y por supuesto en términos de una desorganización tan extrema no habría creación...o la creación se extingue solamente a través de la transcurrencia del cuerpo y la presencia viva de una persona ya es un vegetal que por ahí no ...no brinda nada no?

 

CUARTA PARTE

Spinetta

-Vos sabiendo que muchas cosas que decís pueden tener realmente un efecto social como lo manejas...tu vida...o lo que decís...no causa cierto vértigo?

-Si...lo que es que hay tantas cosas a tierra que tampoco se trata de un despegar sin cesar que por otro lado sería un soledad absoluta sería un poco que ya terminaríamos hablando este ...¨gitanjáfora¨ no? yo creo que hay como ...que...un poco eso es un momento como para contener la energía y para saberla usar...cosa que los veinte años no me pasaba...ni creía en esto...a los treinta y ocho pienso que puedo estar usando mi energía para algo positivo en serio...y entonces eso es algo...que inclusive a través de esto que estamos haciendo estoy tratando de modelarlo para que la gente adopte tambien el modelo...pero quizas ahora...por ahí ...me interesa mucho más darle modelos a Dante o Catarina o Valentíno que darselos al público pero no puedo dejar de ser tampoco el tipo que agarra la guitarra y canta.

-Sospecho que el vértigo también puede estar por el otro lado por perder una vez que uno lo tuvo perder ese lugar ahí encima del pedestal y con eso que hablabamos que llegará un momento en esta historia que cada uno produzca su propio arte...no habrá una especie de odio mezquino por ese lado...es decir el arte ..la producción del arte ha sido mi vida estoy en esto...

-Y ahora lo tienen todos...no?

-Y ahora lo tienen todos...como se banca eso?

-Y no...tendría que ser un político para contestarte de alguna u otra manera...

-Me mentirias y me dirías ...no eso va a ser muy bueno para todo el mundo...

-Pero en última instancia te mentiría porque tengo una respuesta y no te debo dar esa...y sin embargo yo creo que parte de la pregunta que me hacés no tiene una respuesta o quizas probablemente lo que yo pueda responderte no sea claro y por otro lado ...porque tiene que ser tan claro? y visible...cuando en realidad lo que tenemos es una gran capacidad de sensibilidad...entendes? y lo sensible nuestro no está categorizado por verdades...la verdad es lo mas inestable...por eso se la busca...si fuera aquello que verdaderamente se sabe...medio como que se va cayendo en la medida que se lo encuentra eso...Y por otro lado lo que yo tuve nunca fue un pedestal...en última instancia fue un poco de alas ...me crecieron alitas...y me hice por ahí el ¨aguilotre¨ pero no lo tomé nunca como situación de poder o sea ...yo ya lo dije una vez...por ejemplo...siento poder ante la fuerza de la ley ...siento mi poder personal...y entonces lo ejerzo...señor usted cruzó la barrera con la barrera baja...uyyyy...vos no sos el flaco?...si...perdoname la boleta, te canto ¨muchacha¨ cualquiera....y eso es el poder de ida y vuelta porque es la fuerza del poder establecida por la ley y por toda una cantidad de atributos que nos hemos...como que nos lo merecíamos...lo cual es una locura...pero entendes ahí siento...siento eso...pero por otro lado...entendes? a la vez ...el tipo que generó una porción de público represiva que lo chifla al flaco Charlie...yo iría y le partiría esto por la cabeza (la guitarra) entendes? ...uno a veces ...es como haber descubierto el ¨grisú¨ no? primero me explota a mi y despues empieza a explotar por ahí...como que no hay una responsabilidad tan directa en haber creado antimodelos de uno y es logico que suceda...

-Hablabas hace un rato que te salían alas y no nos vamos a poner en una discusión escolástica acerca del sexo de los ángeles porque tampoco es eso pero hay una trilogía famosa en el rock&roll que es sexo droga y rock & roll que pasa con cada uno de esos tres puntos?

-A mi me gustan los cuartetos

-
Imperiales...

-No esos no...

-De cuales?

-Imperial nada...las galletitas unicamente...no yo creo que la sexualidad es ¨el si mismo¨ las drogas son un poco el mundo ...el mundo al cual se le desconfía...por eso se lo prueba...la droga no es el alimento...es la droga...el alimento es la necesidad...la droga es la caída...la subida y la caida. El rock & roll es la piedra...un poco...de mucha gente ahora...o sea...inclusive yo.

-La piedra sobre la que declarás tu iglesia...es esa?

-Bueno digamos una iglesia gótica en todo caso que sea asilo para dementes con gárgolas...

-Con un cuasimodo arriba

-Digamos que con algo un poquito mas abierto que una iglesia oscura cerrada y hasta opresiva.

 

ULTIMA PARTE

Spinetta

-La otra música...no es la que llaman clásica por ahí...

-Después...después...yo recuerdo los pasajes de la escuela primaria donde ponían Shopin por los altos parlantes...yo recuerdo que me impactaban...inclusive me impactaba el Himno Nacional Aurora y todas esas canciones que son...hasta buenas.

-Que pasa cuando escuchás el Himno.

-Pienso que lo tiene que grabar la camerata...no lo puede grabar la sinfónica de la cana...porque suena desafinado...es mas lindo el Himno tocado bien...eso es lo que pienso.

-No lo grabarías vos?

-Si me lo piden si...por motus propio lo canto

-Bueno...Jimmi Hendrix lo hizo con el de los yankees en su momento

-Viste

-No le gusto mucho a mucha gente ... bueno ahora con el rock de acá ...podes trazar un mapa de lo que te parece que está bien y lo que está mal y porque?

-Me quedo con lo que esta bien...lo que está mal es de cada uno...no soy quien para decir esto no me gusta... tengo una crítica y una autocrítica ademas...pero pienso que los nombres son los obvios...los tipos que me realmente me rompen la cabeza empezando por Fito...que es el que más me la rompe...Charlie...no es cierto...Astor Piazzola...un poco de Soda...un poco de esto...un poco de lo otro...y me gusta casi todo y tolero todo porque se que la mayoría de los tipos que me acerqué...aún los heavy metal o todos ...no sé si es por algo que hay en este país que es impresionante...que sí...que es eso no? es por eso...que todos de alguna manera han vivido su lucha...que lo han llevado como una cosa en lo personal...como una gran carga de contradicciones y con una gran fuerza para evadir los escollos ...para que no se interrumpan sus proyectos y veo un montón de gente valiosa sin que esté en la palestra y bueno...como que trato de escuchar todo eso sin escuchar directamente la música...trato de sentir...mejor dicho...toda esa ¨vibreta¨ de músicos, poetas, pintores, esceógrafos, entendes? toda gente que ayuda y que se manda para adelante con total polenta...y el cambio lo ves...que se yo...por ejemplo ...mira el otro día estuve con Victor Heredia en un asado y escuché parte del último disco y ...verdaderamente los folkloristas lo van a matar...porque ya se apartó totalmente del folklore y de golpe pela unas violas tipo ¨eley¨ viste? ...y es tan saludable sentir...sentir que un locutor diga...me copa esto...cuando lo decíamos unos marginados en el año setenta...que es como que de alguna manera se distribuyó una cosa que no le pertenece a nadie y funciona para quitar la pacatería y para atisvar una nueva Argentina...una nueva cosa...no? ...no por un aislamiento de lo argentino sino porque creo que hay que defender la cosa mucho mas honestamente de lo que lo hemos hecho....tenemos un poco el vicio de negarnos y creérnosla...nos la creemos y automáticamente nos la negamos y si no la creyeramos tanto por ahí no habría necesidad de negarla tanto en su momento y sería como mas parejo y más para adelante...y de alguna manera yo creo que tarde o temprano llega...va a llegar.

-Estás seguro que no sos un político como decías antes

-Si absolutamente seguro...soy un vicioso (risas)

-Lo digo por esta especie de discurso sobre el futuro de la patria y todo eso...

-Bueno la patria...no se...la patria son mis viejos...no se...la patria es una ceja...un gallego gigante...no sé

-Aparte de eso...una cosa que yo seguiré sin soportar...hace veinte años que vengo cantando tus canciones...ídolo total...como podes ser hincha de River flaco

-Uyyy...uyyy...pero entonces vos sos de Boca y pero viste que nacieron de la ribera ambos y se divieron cual andróginos pero hay un gran respeto ...es como lo que dice Bodrillar la izquierda quiere ser la derecha y la derecha la izquierda...actúan como el contrario para incitarse yo creo que hay mucho boca en River y mucho River en Boca...y por eso cuando es un Boca-River a uno se le produce en la cabeza el Boca-River...cuantos jugadores que les dimos de River que los hicieron famosos.

-Hacé un acorde final y lo dejamos ahí

-Bueno...un acorde de tango...

Tito Demorón

 

Spinetta solista, ya sin Invisible. (Pelo 1977)
En Tucumán: "Mi diálogo con el público fue muy consistente. Traté de decirle que para mí cada concierto es una nueva forma de llegar y que el material que estrenábamos en Tucumán era una primicia absoluta."

"Haber vuelto a tocar con Machi representa haber ganado la batalla del entendimiento. A Machi lo quiero mucho, es muy difícil que yo pueda tocar con un tipo con el cual me lleve tan bien como con él."

"Lo de los bateristas es algo que vengo arrastrando desde hace mucho tiempo. Creo que los bateristas con los cuales he tocado -Black, Pomo- son excelentes, pero el asunto es encontrar tipos que puedan enriquecer la idea; no me contento con un tipo que me acompañe." (Paf! palo para Pomo...injusto palo...) "Hasta ahora se trató de darle a la gente algo que la excite, pero que la excite estúpidamente, por el lado mas necio."

"-Tenés miedo de llegar a la vejez?

- No, no le tengo miedo a lo real. De pronto le tengo miedo a lo irreal, pero no a lo real. El hecho de irse desgastando es real y lo asumo plenamente, y lucho para ir creciendo en la medida que me voy achicando físicamente," (Esto lo dijo a los 29 años)

Se dice de mí... (extractos dejados en un foro dedicado a Luis A. Spinetta)

Spinetta tuvo el extraño don concedido, de provocar un amor en su público, inmune a la geografía y al paso del tiempo.

Para mi ha sido un constante descubrimiento atraves de la música del flaco. Es un poeta, prefiero sí, sus primeros discos, aquellos con Pescado e Invisible. Soy de Chile y envidio (en el buen sentido) que en nuestro pais no exista nadie como Luis Alberto. Un saludo a los Sachems y todos quienes sientan la música de un grande.
Hermano Serpiente

No esperes mas... no te sientes... no te distraigas... él está y estará siempre. El otro día me preguntaron si creía que había alguien mejor que el Flaco... respondí: solo una persona puede serlo, y es él mismo en su evolución, en su futuro, en su síntesis dialéctica personal (esa que él tan bien maneja al componer).
Guillermo Luciani

A quienes los confines del mundo no ordinario los hayan traido hasta aquí, sean bien recibidos por las humildes fuerzas de estos dos naguales. El flaco lleva todas las de ganar en esta ardua tarea de actuar impecable y de tomar perfectamente el camino con corazón. Es así como en la difícil tarea de preservar intacto el don del guerrero, el flaco transita por esta jungla edificada sin dar explicaciones por poseer su alma de diamante. Concluyendo este comentario saludamos a todas aquellas vidas que han tenido la eterna oportunidad de haber recibido el don de Luis Alberto Spinetta.
Los Naguales

Bueno en realidad, lo que llega hasta aqui es porque su mente se ha abierto al sol, el miedo lo ha dejado atras y su voz gritará ...el amor ha dejado de desatormentarse ya que hermano pescado en su mensaje profético nos recuerda que el futuro esta en nuestra madreselva.
Hermano Tigre

Las canciones y las letras de Luis me abrieron al mundo. Vivo lejos del sur, gracias a Luis lo siento tan cerca. Tambien al amor. Tambien a la vida. GRACIAS Luis Alberto Gracias.
Diego De La Silleta

Fui a ver al flaco la última vez que vino a Chile y el fervor con el que lo recibimos creo que no ha sido suficiente como para que regrese."Es tanto el calor que, cuando cruce la cordilera, se acelerará el deshielo", fueron las creativas palabras con las ue el flaco se refirió a nuestro cariño. En fin, el flaco es una ventana a sensaciones, esperanzas (principalmente esperanzas), a las cuales es difícil acceder cotidianamente. No sé, un bosque cuyos recoveco uno nunca deja de conocerlos. En fin, casi la inmensidad.
Un navegante

Puede el inicio imaginar la fe escondida en su mirada, el mismo color de la tormenta, la misma sospecha....su mano abrirá la luna, su sien tocará otra estrella.
Hugo Nicolás Taglia

Aunque parezca mentira recién me puse a escuchar al flaco a conciencia a los 36 años o sea recién. Todo forma parte de un replanteo de vida que incluye volver a tocar la viola y a partir de ello no puedo dejar de escuchar al flaco y de conmoverme a través de su música.Yo diría que consigue conectarme con mis sensaciones más primarias. También agradezco por ello a Lorena. (ella sabrá porqué)
Patricio

Spinetta puede portar hoy mas que nunca el título de "el mas Grande", ya que si cabía alguna duda el destino se ocupó de llevar al otro posible candidato a un estado deprimente en el que se olvidan las letras y sólo grita "Say No More". Amo a los dos: Charly es el mas grande de este planeta, pero Luis es el mas grande del Cosmos; de lo real y de lo imaginario. Saludos desde Alajuela Costa Rica a todo el resto de Spinetteanos of the World United.
Maryo Herrera

Despues de leer los comentarios antes enviados creo no tener mas palabras para con L.A.S... Lo conoci en el restaurant "Don Carlos" en Santiago de Chile donde yo trabajaba. Estuvimos conversando un rato largo, como hasta las 3 de la mañana . El me hizo conocer las casettes del Dr. Tangalanga. Tenemos un amigo en comun Gabriel del Carril, fotógrafo del rock argentino en alguna época. Sinceramente un recuerdo para toda la cosecha.
Marcelo Larghi

Creo que el flaco es la viva imagen de aquellos tiempos en que la música era poesia. Da mucha bronca no estar en el pais que nos ve crecer, y ser uno de los autoexiliados económicos. Pero, siempre quedan cosas que nos hacen recordar la sangre argentina, y esta es una de ellas: "Haber encontrado a L.A.S., gracias, sos lo mas grande que hay..."
Lito Escalada

El flaco es un dios y estoy haciendo una biografia nueva con la colaboracion de todos. Por eso quiero conectarme y que me hagan llegar sugerencias y material. No es con fin de lucrar. Mi tal 4758-3628 preguntar por willy, el e-mail se los debo por que es de un amigo y no me lo acuerdo. Mi dirección es Lotrenzini 2715 Palomar (1684)
Guillermo Dufranc

De tener que hablar de espíritus, pueden existir las contradicciones tipicas del artista, pero en cuanto a sensibilidad, el flaco esta por encima de cualquier canon visible, sus hijos son un vomitivo, sus ocasos ´90, se le perdonan solo a él, pero la pluma, la viola, y la sensibilidad del flaco siempre seran un referente para mi en cuanto actitud hacia el arte: gracias flaco por la magia y el jazz.
Gustavo Fanetti

El disco de LAS preferido: Spinetta es mi preferido
La cancion de LAS preferida: Creo que ninguna se salva de ser preferida
Lo mejor que puedo poseer, el gran tesoro que tengo son las canciones que el Flaco a dejado para que personas que necesitan volar y a veces navegar por el mar onírico de la verdad... El Flaco acompaña los rostros de viento que quieren llegar a ser la luna....
Grace Montserrat

El flaco es el músico del rock argentino más talentosos y cretivo. Solo que no es para cualquiera, porque navega en una frecuencia que sólo algunos delirantes podemos captar. No es una cuestión elitista. Es que las personas: U odian la musica de Spinetta, o la aman hasta grados irracionales. No hay terminos medios, porque el talento del flaco no tiene terminos medios es total. A los 14 años le pedí un autógrafo, porque vivia en una hermosa nube de pedos; hoy, a los 34, si me lo cruzara en una esquina le pediría un abrazo. Es un genio, pero para mi ya humano. Lo que lo hace más grande aun.
Juan Pablo Roncoroni

Es mi karma. Mi despierta-cerebro. Mi padre en años luz. Lo amo.
Gladys Beatriz

Mi vida cambió para siempre desde que descubrí a este genio. Hoy me encuentro en lo que llamo la bisagra de la vida, y se que cuando los recuerdos ganen mi mente, siempre aparecerá en ellos El Flaco, los amigos, los camiones de basura, mi vieja y el café...
erb

Luis, sos denso..pero te quiero igual.
Roxx

Año 1975, edad 10 años, flash con Cantata de puentes amarillos. Año 1999, edad 34 años, sigue el flash con la misma intensidad.
Sandra

 

CORTITA DE SPINETTA

¿Podrías establecer semejanzas y diferencias vividas en ese momento en dos etapas tan definitorias como el concierto del Instituto Di Tella (almendra) y el del Luna Park (Invisible, 76)?

Cuando tenía que tocar en el Di Tella estaba muy nervioso, por varias razones: porque el sonido de los ensayos no había sido satisfactorio, aunque después fue muy bueno, y por lo que representaba ese evento para nosotros. Almendra solo había tenido un par de experiencias anteriores en locales nocturnos de Mar del Plata. Allí tocábamos música nuestra y temas de Cream, Hendrix, Spencer Davis y otros. Pero sabíamos que el verdadero compromiso estaba en hacer un recital completamente cantado en castellano y con los elementos que nosotros queríamos. El concierto de Almendra, su debut en Buenos Aires, comenzó con las notas de un vals que se llama "Desde el alma". Ese y otros elementos, como la proyección de diapositivas, se utilizaron para subrayar el absurdo que caracterizaba la primera parte de nuestra obra.

Al Luna Park también subí nervioso. Ocurrió que tenía que ver a un fotógrafo para entregarle unas entradas, y no lo encontré. Entonces me desesperé y hasta salí a la calle a buscarlo. Pero, en fin, llegó ese momento en que uno debe subir al escenario del Luna Park, creo que la gente me extrajo desde atrás hacia arriba. Sentí que, ni bien me asomé y la gente me identificó, fui absorbido por una energía que me puso a 2000 kilómetros por hora, con mi guitarra colgando, totalmente nervioso y dispuesto a hacer algo que ni sabía que iba a ser.. Yo jamás me sentí así en mi vida

A Página  1     2    a Spinetta Negro

Un sitio de
www.dospotencias.com.ar
MENU de CONTENIDOS Luthier
correo REBELDE