Los Beatniks graban en 1966 el primer disco del rock nacional: Rebelde
Rock Argentino
www.dospotencias.com.ar/rebelde ---------- se actualiza permanentemente ---------- suscribite al MAIL LIST: debates / fotos / MP3 / datos ---------- www.dospotencias.com.ar/rebelde -----------

REPORTAJE A CHARLY GARCÍA DEL AÑO 83
Rescatado por Tito Demoron

Aparece el verdadero Sui Generis

-¿Cuándo deja de ser psicodélica la música de ustedes para transformarse en el sonido Sui Generis que los hizo famosos?
-Estábamos haciendo una temporada en Mar del Plata junto a Pedro y Pablo y La Cofradía de la Flor Solar. Para Nito y para mí era lo mejor que nos había sucedido hasta entonces. Estábamos junto a músicos que eran como nosotros pero que ya tenían mucha más experiencia. Nosotros veníamos de los bailes y las minitas. Esto era diferente. Teníamos que dormir siete en una pieza en la que había un perro y varios porros. A varios de los pibes del grupo no les gustó nada el asunto. Por ejemplo, el bajista se fue porque una chica quemó en un auto. Carlos Piegari ya no estaba y el batero, sin bajista, no podìa tocar.

Entonces, cuando llega el día del debut, los únicos que nos quedamos fuimos Nito y yo. Tocamos las mismas canciones que hacíamos con el grupo, sólo que no teníamos ni un bajo, ni batería, ni Farfisa. Y para nuestra sorpresa, ¡a la gente le gustó! Con sólo un piano y una flauta sonábamos mucho mejor que con varios instrumentos o al menos se entendía más.

Sui Generis

-¿Qué temas hicieron en ese recital?
-"Un hada, un cisne", "Natalio Ruiz", "Mariel y el capitán" y "Dime quién me lo robó". En definitiva, casi todos los temas que formaron parte de nuestro primer LD "Vida". También había otros que nunca se grabaron.
-¿Cómo eran esos recitales?
-Se hacían en hipertrasnoche, empezaban a las 3 de la madrugada y terminábamos todos juntos tomando el desayuno. Y justo cuando estaba en lo mejor. . . me Ilamaron para la colimba.
-¿Cómo te sentiste?
-Mal. Yo tenía el pelo largo sin gomina por primera vez en mi vida. Estaba haciendo la música que a mí me gustaba con gente macanudísima y de pronto, tuve que cortarme el pelo para entrar a la colimba. Por suerte, pude zafar rápido y sólo estuve dos meses.
-¿Por qué?
-Insulté a un teniente y me iban a mandar al sur como castigo. Entonces me escapé en un camión al Hospital Militar diciendo que tenía soplo al corazón. Se pusieron a investigar y de allí fui a psiquiatría, y me declararon neurótico, histérico, con personalidad esquizoide, y me dieron la baja.

En ese hospital, una noche en que me sentía muy mal por unas anfetas que había tomado, compuse "Canción para ñmi muerte". La cabeza me daba vueltas y el pecho me latía muy fuerte, pensaba que era mi fin. En diez minutos, mientras todo el hospital estaba durmiendo, compuse "Canción para mi muerte", el primer éxito de Sui Generis.

Charly
Carlitos Cañete, conscripto de la gran siete

-Qué sucedió cuando saliste de la colimba?
-Jorge Alvarez. Recuerdo que una mañana fuimos y le cantamos con Nito cuatro canciones y nos dijo "mañana graban". No le creímos, nos pareció el mismo verso que nos hacían todos los productores. Pero cuando al otro día, en la sala de grabacioon aparecieron Alejandro Medina y Claudio Gabis, me dí cuenta de que la cosa iba en serio. Estaba contentísimo pues grababa junto a mis ídolos.
-¿Cuándo grabaron el LP "Vida"?
-Cuando grabamos "Canción para mi muerte". Lo hicimos todo junto, de un tirón, "Canción para mi muerte" salió porque Jorge Alvarez hizo que nos filmaran en la película "Hasta que se ponga el sol", que era sobre B:A:Rock '72. No éramos conocidos. El director nos filmó por imposición de Alvarez. Y justo cuando sale el disco, aparece la película. Y ahí se empezó a armar la bola.
-¿A qué atribuís el increible éxito que tuvo Sui Generis en ese momento?
-Tocábamos una música que nadie hacía. Manal era rock y blues, Almendra ya estaba entrando en una separación y Sui Generis hizo una onda tipo James Taylor o Simon and Garfunkel, algo que nadie había hecho antes acá.
-¿Cómo era el público de Sui Generis de los primeros tiempos?
-Era muy mezclado. Convivían en las plateas las chicas de la secundaria con los rockeros.

Pero después, cuando nos hicimos superfamosos, algunos rockeros dejaron de venir a vernos.

-¿Por qué?
-Por habernos hecho famosos. Incluso la revista Pelo cuestionaba porque a nuestros recitales iban tantas chicas, lo mostraban como cosa negativa. No soportaban que vienieran los chicos de la secundaria con el pelo corto. El público rockero de esos tiempos era cerrado.
-¿Pensaste alguna vez que "Canción para mi muerte" iba a gustar tanto?
-Lanzar primero esa canción fue decisión de Alvarez. Yo pensaba que podían gustar "Quizás porque" o "Dime quién me lo robó", aunque desde mi punto de vista, todas las canciones de nuestro primer larga duración fueron éxito. Canción para mi muerte, fue sólo el primer empujón. Lo que sí puedo notar ahora es que ése es el tema más maduro del álbum.
-Del álbum Vida, ¿se vendieron todas las copias?
- Sí, salió con mucha polenta, como el primer disco de Almendra.
-Escuchando ahora a Vida, ¿hay algo de lo que te arrepentís?
-No.

Yo no entendía nada de cómo hacer un disco y a los músicos que tocaron en él les costaba horrores aprender una canción que tuviera muchos acordes pues estaban acostumbrados al blues. Fíjate que cuando grabamos Canción para mi muerte estuvimos más de veinte horas en la sala de grabación porque tenían cuatro o cinco acordes. Claudio Gabis era más receptivo. Venía a mi casa para que yo le mostrara los temas antes de grabar. Creo que nuestra música era evolucionada para ese momento del rock argentino. Manal, Pappo y todos esos grupos sólo tocaban tres tonos con mucha rapidez y sonido fuerte. Cuando yo tocaba los acordes en el piano, el resto de los músicos no entendía nada.

Charly Garcia

No estoy arrepentido del disco a pesar de que suena desafinado, está fuera de tiempo y el sonido es malo. Tiene todos los defectos que pueda tener un disco pero a su vez tiene toda la polenta de alguien que recién empieza y tiene muchs cosas para decir.
-¿Pero a vos te gustaba que Alejandro Medina tocara con vos o era imposición de Jorge Alvarez?
-Me parecía fantastico que mis ídolos tocaran conmigo. Hasta ese momento, yo no me perdía un solo recital de ellos. Lo que sucedía era que mi música tenía cambios de tiempo.

Entonces yo decía: "Ahora viene la parte suave" y ellos no entendían nada pues su música no tenía partes suaves.

-¿Qué pasó por tu mente cuando viste que Vida vendía tantas copias?
- A mí me parecía que estaba bien. Es que si vos estás todo el tiempo tras algo y al final se te dá, te sentís gien. Además en ese año yo me había ido de casa y vivía en una pensión con María Rosa Yorio. No teníamos ni para pagar el alquiler del cuarto. Y justo sale Vida y empezaron a venir los shows y el dinero. Hacíamos cosas muy locas. Yo me envolvía en una frazada y salía a pasear en remise y la fama. Y en los reportajes decía cualquier cosa, lo primero que se me cruzara por la cabeza. En el fondo, me gustaba el underground, los recitales, los groupies y todo ese circo.
-¿Esas actitudes respondían a tus deseos de que el sistema no te chupara la sangre?
-En cierto modo sí. Yo era muy idealista y analizaba todo el tiempo si me estaba vendiendo o no. Por eso mecausa gracia cuando la gente dice que yo soy comercial. Yo nunca hice nada que no quisiera hacer. Por ejemplo , Jorge Alvarez no quería grabar Instituciones porque cambiaba la línea de Sui Generis y yo igual lo grabé. Y lo peor de todo es que Alvarez tenía algo de razón.
-¿Por qué no cantas mas los temas que hacían con Sui Generis?
-Cuando se separa un grupo es dificil que se vuelvan a hacer sus temas. Por ejemplo, La Máquina de Hacer Pájaros tenía sus propios temas y Serú Girán también. A mí siempre me gustó pelar lo último. Tocar ahora un viejo tema de Sui Generis no estaría mal. Era la onda del piano y la flautita lo que me cansó. Algunas letras me siguen pareciendo buenas.
¡Saludos a Nito!

Confesiones de invierno

-A partìr del éxito de Vida te podés acercar más a tus ídolos.
-Sí. Pero había unas ondas rarísimas. Nosotros éramos nuevos, habíamos salido de un lado que no tenía nada que ver con La Cueva, y toda la tradición rockera argentina. Y de golpe, vendemos más que cualquiera de ellos. En un principio, no nos perdonaron mucho nuestro éxito.

Recuerdo que una vez, estaba cenando en Pipo y se acerca Spinetta y me dice: "Vos tenés mucho talento, cuidate que te están chupando la sangre". Esa onda que me tiró el flaco del tipo "ojo, que no te destruyan" me vino muy bien. Era un poco lo que me estaba sucediendo con Jorge Álvarez y su mundo.

Pero yo estaba contento con mis shows y no le daba mucha importancia al problema. Tamblén Billy Bond estaba en la mano de la producción.
-Y vos te desquitaste con Billy en la canción Las Nuevas Olas en al que decías: "te acuerdas de Billy Bond, cuando cantaba la del limón.."
-Sí. todos estaban en una mano repesada. La Pesada del Rock an Roll era realmente muy pesada. Yo tocaba el piano en ese grupo porque me gustaban músicos como Pinchevsky y Kubero Díaz.

Pero había mucho reviente y locura, y yo me aburría en ese ambiente.

-¿Pero la música que vos hacías con Sui Generis no tenía nada que ver con La Pesada?
-A mí me gustaban los temas de La Pesada. Sui Generis fue un accidente, éramos cinco y de pronto quedamos dos, tuvimos éxito y todo salió bien. Pero en realidad, yo quería hacer otra cosa, un conjunto con más rock y mas arreglos, porque no se pueden hacer muchas cosas con un piano y una flauta.
-Pero, Sui Generis era bueno desde el punto de vista musical...
-Lo que me sucedía es el mismo caso de un arquitecto que sueña con hacer edificios estrafalarios y de golpe tiene éxito con un chalecito.
-¿Y Confesiones de Invierno?
-Fue como Vida, pero mejor grabado, tenía mejor sonido y arreglos. Por ejemplo "Aprendizaje" era un poco "Canción para mi muerte". El tema no me gusta, sobre todo el final que fue hecho a las apuradas. Pero de ese disco tuvieron éxito otros temas como Rasguña las piedras. La música de Aprendizaje me gusta, pero ese final con "la casa pobre y años de aprender..." tenía que ver más con la pensión que con la canción.
-¿Después de Vida vos seguías viviendo en la pensión?
-Sí, yo no veía un solo peso porque el dinero se repartía en forma un tanto extraña,

pero además, yo tenía como terror de comprar una casa o hablar por teléfono.

Recién hoy me atrevo a hablar por teléfono, soy muy tímido. No conocía otro lugar que la pensión, me parecía que allí tenía que estar pues me sentía bien, conocía a todos los vecinos. Tambien cuento en la historia que yo iba a alquilar casas y no me las alquilaban por la pinta que tenía. Por el primer departamento que alquilé tuve que pagarle al dueño dos años adelantados. ¡Y lo peor de todo es que el lugar era horrible!.

Todo este despilfarro obedece a que yo estaba muy influido por Alvarez, cuya filosofía era "no tengas guita y gastá mucho"... Alvarez pudo haber hecho una gran fortuna pero gastaba todo en remises y burros.

¿Cómo compusiste "Confesiones de Invierno"?
-La hice en la casa de María Rosa. Era algo que viví entre "Canción para mi muerte" y el segundo LP. Todos los temas del disco eran nuevos, excepto "Un hada, un cisne". En el segundo disco había cosas que no existían en el primero. A mí nunca me habían llevado preso, recién en esa época se comienza a llevar. Había dos factores que eran determinantes: la gran represión que había entonces y cómo yo salía a la calle. Recuerdo que tenía el pelo larguísimo y encima salía a caminar envuelto en una frazada. Claro, los canas me veían y me llevaban pero a mí no me importaba, les gritaba "cerdos" y no sé cuántas cosas más. Cada dos por tres tenía problemas.
-Vos dijiste que una de las mejores canciones que compusiste fue Cuando ya me empiece a quedar solo...
-Sí, pienso que es una canción que tiene una música y una letra muy lindas. Me gusta la versión que realizó Mercedes Sosa.
-Y ¿cómo se te ocurrió "yo era un rey", con todo el coro atrás?
-Hay mucha musicalidad en ese tema. Yo quería que los coros los hiciera Buenos Aires 8 pero al final no sé que pasó. En el coro y la orquestación se ve la mano de Bejtelman. El era el arreglador, yo le decía: "quiero que aparezca un coro y haga tal cosa" y él lo escribía. Creo que "yo era un rey" fue un cambio importante. Era una canción más tipo PELICULAS, con más argumento. Yo había visto un filme de un rey que no entendía nada y no se daba cuenta de que era un tirano. Yo me puse en el lugar del rey. Es una canción irónica. Mucha gente me dijo que era un tema fascista porque yo me ocupaba del rey y no del pueblo.
-¿No había influencia de Quilapayún o de César Isella?
-No, yo no escuchaba esa onda. Sólo la curtía en casa de amigos universitarios. Pero Sui Generis en la última época fue político. Tocábamos en facultades y en festivales políticos y llenábamos el escenario de consignas políticas.
-También tocaron en el '73 en la cancha de Argentinos Juniors, festejando el triunfo del FREJULI...
-Sí, yo no quería ir a tocar allí, pero como fueron todos los grupos de rock, yo también fuí. No me gustaba la onda. Recuerdo que estaba Solano Lima y se decía cualquier pavada. Detrás del escenario había un muchacho que estuvo en Trelew. Quiso hablar y nadie lo dejó, la gente lo cargaba. Fue todo de última.
-Y ahora que la política volvió, ¿que pensas?
-Yo estoy un poco afuera de todo eso. Me parece bárbaro que vayan los pibes y canten consignas. Pero de alguna manera yo ya pasé por eso, ví muchas cosas y ya no quiero enroscarme más en esa mano. Me dí cuenta de que la juventud es utilizada. Gente que yo conocía desapareció, eran todos tipos con mucha polenta y por el ideal fueron torturados y muertos. No quiero que me utilicen desde un escenario para vender al peronismo o al radicalismo ni ningún "ismo".Lo que pasa que tanto aquellos tiempos como estos son el fin de una época. Puede ser que mañana mismo haga una canción que diga "Revolución, rompan todo, quemen todo", pero no voy a ir a tocar para un partido político o un mitin. Cuando la gente agrede a la policía en los recitales no se dá cuenta de que nada cambia con esa actitud, pues la policía no decide por sí misma, el estado de cosas viene de arriba. Entonces, si tenemos un buen gobierno, la policía, por más dura que sea, va a tener que portarse bien. Además, yo siempre tuve más ondas raras con los peronistas. Reconozco que es un movimiento mayoritario, pero no es claro.
-¿Volverías a actuar en esos recitales políticos?
-No sé, salvo que encontrara algo que realmente me guste. No quiero estar ni a favor ni en contra pero no deseo estar en todas. Actualmente estoy en la música y a través de ella digo todo. Además y esto no lo digo por nadie en especial, hay muchos que se anotan en la recta final. Es una forma en que pueden tocar para quince mil personas.
-Hay muchos que comparan la actual situación del rock y del país con la que vivieron Los Beatles cuando Harold Wilson les dio la mano, la fotografía dio la vuelta por todo el Reino Unido y Wilson ganó las elecciones. En nuestro país hay muchos pibes que están en condiciones de votar y nunca lo han hecho. ¿qué sucedería si Charly le diera la mano a Alfonsin o a Luder? ¿Sos consciente de tu influencia?
- Creo que el rock es también masivo e influyente. La gente confía en mí pues yo vengo haciendo música desde hace mucho tiempo con un mismo lenguaje. Creo que muchos de los pibes que me escuchan no entienden parte de mis letras pero de alguna manera creo que les gusta mi manera de ser. Me dijeron que Alfonsín piensa legalizar la marihuana ¿será verdad?
-¿Pensás que el rock puede cambiar al mundo?
-No creo que el rock vaya a cambiar el mundo, pero creo que cambió al mundo de alguna manera, que ni John Lennon ni Bob Dylan fueron al pedo.
-Pero John Lennon terminó diciendo que nada había cambiado excepto que unos cuantos chicos usaban el pelo largo...
-Bueno, lo que pasa es Lennon lo veía desdes su punto de vista pero yo creo que él a mí sí me cambió y entonces yo puedo decir que cambió al mundo. Si no hubiera sido por él, yo estaría haciendo otra cosa. Lennon hizo que se cayeran un monton de caretas. La música, el pelo largo, el grito, lo psicodélico y lo místico tuvieron mucha influencia sobre la gente de mi edad. Si eso no te cambia ¿qué te puede cambiar? Sucede que ahora el rock se ha convertido en un entretenimiento masivo y entonces hay buenos y malos discos de rock.
-El rock, en estos últimos seis años fue el único aspecto en que la juventud no se sentía atada, cada recital era una reafirmación de un sentimiento común contra la represión. Ahora que vamos a tener libertad política, ¿vos crees que el rock va a perder ese lugar de preeminencia que ocupaba?
-Serái fantástico que pasara eso. Creo que el rock, en cierta medida, ocupó el vacío dejado por la política. Pero hay que tener cuidado cuando se dice esto, pues el rock también fué reprimido. Hace apenas tres años, ser rockero era ser medio kamikaze pues en los recitales la cana llevaba hasta a los músicos. El rock ganó ese espacio vacío pero lo ganó en buena ley, fue el único que aguantó. Los pibes que iban a los recitales sabían que podían volver a dormir en prisión. Creo que hubo una valentía increíble en el sentido de aceptar que "yo no soy igual a los demás" e ir a un recital con la paranoia que te agarraba un cana y te mataba a trompadas simplemente porque estabas en un recital de rock.

Pequeñas Anécdotas sobre las Instituciones: el gran cambio

-¿Por qué el cambio musical de "Instituciones ", con respecto de los discos anteriores?
-Es algo que se dio en forma natural. Había dos motivos poderosos: el primero era que yo me había comprado un melotrón y un moog y estos instrumentos cambiaban mi perspectiva como intérprete. El segundo es que ya estaba cansado de la onda folk de Sui Generis y quería destruirla a toda costa. Ya estaba cansado de tocar en los clubes y de que nadie escuchara nada. Siempre me pedían las mismas canciones. Quería cambiar, volverme más salvaje, quería realizarme como músico. Con Sui Generis me faltaba lo que me gustaba, me faltaba rock. Además, yo quería una cosa más organizada. Por eso entraron Rino y Juan y empezamos a tocar como banda.

Repartíamos la plata entre los cuatro aunque en los afiches siempre salíamos Nito y yo. La razón era que a la gente le importaba un bledo que hubera batería y bajo, lo importante , era que estuviéramos Nito y yo.

Todo el círculo vicioso que se había formado en torno de Sui Generis me impedía ser yo, hacer la música que me gustaba.
-O sea que Sui Gerieris te agobiaba
-Sí. Soy una persona que cuando tiene algo muy seguro ya no le gusta más. Estaba aburrido de que apenas comenzaba el recital y tocaba el sol mayor con que empieza "Canción para mi muerte", el estadio se viniese abajo. Quería terminar con la imagen de chico cándido que tenía con Sui Generis, quería dar un paso más. Ese paso era hablar directamente de las instituciones.

Quería que mi música transmitiera sensaciones porque con Sui Generis yo transrnitía sensaciones con las letras y las melodías, pero a nivel sonoro. . .

Tuve bastante negativa por parte de la grabadora cuando explidué mi proyecto para el nuevo LP, pero igual seguí adelante. Llegó un rnomento en que Sui Generis no ensayaba más, estábamos podridos de tocar siempre lo mismo. ¡Y encima gustábamos a las madres!
--¿Por qué se Ilamó `Pequeñas anécdotas de las instituciones", cuando se había anunciado que el titulo iba a ser "Instituciones "?
--Los discos anteriores de Sui Generis no tuvieron las trabas que tuvo el último. Álvarez consideró que el nombre "Instituciones" era demasiado fuerte. Además, tuvimos mucha censura. A muchos de los temas del disco tuvimos que cambiarles las letras a último momento por problemas de censura. Por ejemplo, "Las increibles aventuras del señor Tijeras", tenía un final completamente diferente. Jorge Álvarez estaba en contra de grabar "Instituciones" porque cambiaba la imagen del grupo.
Te gustaban las tapas que Gatti te hacía
-Me gusta él como persona, era un genio dentro de lo que pasaba acá.

Pero esas tapas las digitaba Álvarez para que mostraran una imagen bucolica de Sui Generis.

Y finaltnente, yo me rebelé contra esa imagen.
-De lo que contás se desprende que la relación entre Álvarez y vos se tornaba cada día más tensa.

-Sí.

Míentras grabábamos "Instituciones" lo tenía a Álvarez y a Bond controlándome permanentemente. El tema "Tango en segunda" lo hicimos en el estudio porque había quedado un bache en el disco. Mientras yo lo tocaba iba inventando la letra. Billy grababa y Nito cantaba: "A mí no me gusta tu cara / y no me gusta tu olor, / hay tres o cuatro mamarrachos con los que yo estoy mejor".

En realidad, Álvarez nunca le prestó atención a Sui Generis. No le gustaba nuestra música, nos veía simplemente como un producto comercial. Él elogiaba a La Pesada y decía que    era seria y nosotros éramos blanditos. Ya en esa época estaba medio loco.

-`Pequeñas anécdotas" se vendió bien?
-AI principio sí, pero

cuando la gente escuchaba el disco no le gustaba y las ventas pararon. 

Recién ahora, con el transcurso del tiempo, el disco se comenzó a vender nuevamente.    
-¿Y después de `Pequeñas anécdotas"?
-El último LP de Sui Generis se iba a llamar "Ha sido". Eran canciones que tenían que ver con el ácido. Pero no lo grabamos pues en reaIidad ya no teníamos ganas de hacer nada.

Las letras hablaban de ir al mar y ver peces de colores aunque en realidad, el disco tenía muy pocas letras, era pura música. Yo estaba con polenta para hacerlo pero a Nito no le interesaba tanto pues casi no cantaba.

Fue entonces cuando le dije á Álvarez: "Esto no va más, hacemos un recital de despedida y chau". Yo me daba cuenta de que la gente no iba a aceptar a Sui Generis si seguía cambiando. Iba a sentir : que nosotros traicionábamos la esencia del grupo.
-¿De quién fue la idea del Luna Park?
-De Jorge Álvarez.
-¿Y vos creiste que ibas a juntar tanta gente?
-No. Un Luna creía que Ilenábamos pero nunca pensé en dos. En realìdad, yo no tenía mucha noción de la gente que arrastraba Sui Generis, porque el grupo estaba súper mal manejado. En vez de hacernos tocar cinco veces al año en grandes estadios con buen sonido, nos hacían tocar en bailes en los que yo veía gente por todos lados pero pensaba que sólo venían a bailar, no a ver a Sui Generis. En mi fantasía, Sui Generis era seguido por un grupo de intelectuales que entendía de música y lo demás era el baile, gente que le daba lo mismo que estuviera Sui Generis o La Joven Guardia.
-¿Cuándo te enteraste de que ibas a llenar dos Luna Park?
-Dos semanas antes. Álvarez llamó para decirme que estaban vendidas todas las entradas del prímero y me preguntó si queríamos hacer otro. Le dije que sí con Ia condición de que él nos asegurara que íbamos a Ilenarlo nuevamente. Álvarez me contestó que creía due sólo íbamos a llenar la mitad pero al otro día Ilamó para decirme que se habían agotado las localidades para el segundo.
-¿Qué sentieste cuando te enfrentaste a toda esa gente?
-Me sentí bien. Me acuerdo de que cuando terminó el recital, y me volví a casa, estuve toda la noche sin dormir, solo.
--¿Fué en ese recital cuando empezaste a soltarte en el escenario?
-No, venía de antes. Empecé cuando tuve mi grupo y no tenía que estar atado todo el tiempo al pianito.
-¿Ese recital cambió tu visión en cuanto a vos como músico?
-No sé. Me dio mucha polenta. A la vez, fue un garrón porque teníamos mucha polenta pero ya habíamos dicho que nos separábamos y no podíamos dar marcha atrás. Me di cuenta de cómo un conjunto se puede gastar por falta de aliciente, porque si en lugar de tocar en esos bailes de última hubiésemos tocado en grandes escenarios, todavía estaríamos creciendo. Pero nosotros sólo crecíamos en nuestra cabeza, el medio que nos rodeaba seguía siendo igual.
-¿Qué te pareció la reacción de la prensa?
-Fue del tipo "se juntaron treinta mil hippies en el Luna Park y además tócó Sui Generis". Las notas estaban llenas de fotos que mostraban la manera en que se vestían mis amigos. Me dio mucha risa.
-¿Y los posters que vendían afuera?
-Eran parte de la onda que la gente quería siguieramos.

Sólo faltaba que nos pusiéramos una gasa para que pareciéramos ángeles.
Sui Generis
Los Angeles de Charly

Creo que separar Sui Generis en ese momento es una de las cosas de las cuales nunca me voy a arrepentir en mi vida. Me permitió crecer.
-¿Se vendió bien el LD doble de "Adiós Sui Generis"?
-Se vendió volando. El sonido era malo pero se notaba el delirio.
-¿Qué te pareció la película?
-No tuve nada que ver. Me dijeron que la película iba a salir bien y dije: "Bueno, que salga".
-¿Qué pensaste cuando la prohibieron para menores de 18 años?
-Fue una reafirmación de que yo estaba diciendo cosas que no eran muy digeribles para el sistema.

Yo quería poner algunas partes pornográficas para aprovechar la prohibición.

-¿Viste algo del dinero de "Adiós Sui Generis"?
-De la película no vi un mango y del recital poco, sólo me alcanzó para vivir un año sin hacer nada.

La Máquina / Seru Giran

La Máquina de Hacer Pájaros

-¿Cuándo se separa definitivamente La Máquina?
-Yo me separé de La Máquina después de un show.Terminó y me fui al hotel en donde estaba Zoca (ella bailaba en el ballet "María, María"), y nos dimos manija para ir al Brasil. Yo había empezado a escuchar a Milton Nascimento y su música me dio vuelta la cabeza.

Entonces, con Zoca, empezamos a ir a la casa de David Lebón y tratábamos de convencerlo por todos los medios de que dejara de ocuparse del gurú y se viniera con nosotros a Brasil y empezara a tocar la guitarra nuevamente.

A mí me gusta mucho como canta y toca David. Es una persona muy inspirada, tiene mucha "vibreta", es un tipo fuerte. En la casa de David hablamos de ir a Buzios que para mí era como hablar de ir al Matogrosso, y empezar a componer en una choza. Pero antes de irme
a Brasil, organizamos un festival en el Luna Park, que se llamó Festival del Amor. El título estaba inspirado en la onda de David que era muy amorosa y en mi amor por Zoca. Aunque ella ya no estaba en Buenos Aires, yo quería demostrarle todo mi amor. Ensayamos en una quinta y se prendió todo el mundo: Nito Mestre, León Gieco, Gustavo Santaolalla, Raúl Porchetto, Rino, Juan y otros músicos amigos. Le pagamos a todo el mundo y con la plata que juntamos nos alquilamos una casa en Buzios en donde se suponía que ibamos a ensayar tres meses. Lo que sucedió fue todo lo contrario. No ensayamos nada.

Oscar López, que para ese entonces era nuestro manager, me dejó solo en Uruguayana para que pasara los equipos, ¡como si yo entendiera algo de todo eso!

No los pudimos pasar. Además, habíamos comprado unos grabadores en Estados Unidos que nunca nos llegaron. Fue todo un delirio.
-¿Se podría decir que te robaron?
-Yo no quiero usar esa palabra, no sé qué pasó con el dinero. Lo cierto es que lo único que estuvo fue la casa. Llegó un momento en el que Oscar López regresó a Buenos Aires y nos dejó sin un solo peso.

Era un delirio chino, teníamos que ir a pescar para poder comer. Estábamos en Buzios, en una casa increible, pero no teníamos ni un solo mango. David había llevado a su mujer e hijos, estaban Zoca y un par de invitados. El que pescaba era David y un amigo, yo no sirvo para eso. Nuestras comidas eran feijoada, arroz y pan. Y por la noche los pescaditos que pescaba David.
Charly y Zoca
Zoca y Charly

-¿Qué pasó con Oscar López?
-Yo conseguí plata de no sé dónde y me vine a Buenos Aires. Lo encontré a López y le pregunté qué le pasaba.

Su explicación fue que se había vuelto loco.

En ese tiempo, Oscar estaba con Billy Bond. Entre ambos, aprovechando mi desesperación, me hicieron firmar un contrato que es el peor que firmé en mi vida. Era un contrato horrible por el cual no tenía ninguna defensa. ¡Los gastos de grabación corrían por mi cuenta! Ese contrato me enganchó por dos años. A Billy Bond  nunca le importó nada, él sólo quería su parte de dinero. Con el anticipo qué me dieron, regresé a Buzios. Allí alquilé un camión para que llevara todos nuestros equipos a San Pablo en donde ibamos a grabar un disco. También le mandé un pasaje a Moro para que se viniera a San Pablo.
-¿Y Pedro Aznar?
-Justo cuando yo había regresado a Buenos Aires, lo vi a Pedro tocando en un boliche con el grupo de Parentella. Me pareció el mejor bajista que había escuchado en mi vida y esa misma noche le di mil dólares que había sacado del contrato y le dije: "En cualquier momento viene a buscarte Billy Bond para llevarte a Brasil".

Moro y Pedro llegaron a San Pablo a las tres de la madrugada. Esa misma noche tocamos por primera vez juntos y decidimos armar Serú Girán.

-¿Qué significa Serú Girán?
-Nada, absolutamente nada. El nombre salió de un tema que hicimos en Buzios y que se llamaba    "Serú Girán". La letra decía: "Cosmigonón, gisofanían, Serú Girán paraía" Teníamos un lindo tema sin letra. Entonces dijimos:

"Hagamos una letra hermosa en el sentido de escucharla, como si fuera un instrumento".

Al principio, el grupo se iba a llamar Bicicleta, a mí me gustaba más, pero a los demás les copaba Serú Girán. Y finalmente, el grupo se llamó Serú Girán.
-¿El primer LP de Serú Girán se hace en Brasil?
-Lo empezamos a grabar en Brasil y lo terminamos en Estados Unidos. Había aparecido Daniel Goldberg que hizo los arreglos orquestales y lo grabamos en Los Angeles. Teníamos dos pesos, pero conseguimos buena orquesta, un poco por la buena onda y otro poco porque los músicos se coparon con lo que estábamos haciendo y tocaron fuera de los horarios de los sindicatos, razón por la que nos cobraron más barato. Lo hicimos en Norteamérica no porque pensáramos entrar al mercado yanqui, sino por gusto. En Serú Girán componíamos David y yo. Él hacía las melodías y yo las letras o viceversa. Juntos hicimos temas como "Noche de perros" y "F.M.". Todos los demás que compuse con David son muy lindos.
-¿Qué panorama te abrió la música brasileña?
-Me dio una nueva información que no la tenía computada. Es una música muy lírica. Me gustan mucho las letras de Caetano Veloso y las de Milton Nascimento. A mí me sonaba a rock a pesar de que los músicos brasileños lo nieguen. Serú Girán sonaba en muchas partes como si fuese un jazz rock influido por la música brasileña. Esto se debe a la influencia de Aznar y a que Serú Girán nació en una casa de San Pablo. Después, tuve la suerte de tocar en Obras junto a Gilberto Gil. No éramos amigos, nos había unido el productor. Pero a partir de allí surgió una corriente de simpatía mutua.
-¿Cómo fue el debut de Serú Girán ante el público porteño?
-Nosotros veníamos con una manija bárbara. Pensábamos que íbamos a matar, y el primer recital en Obras con orquesta y circuito cerrado de televisión fue un fracaso. Teníamos un tema disco ("Disco shock " que era una cargada a los temas de ese tipo. Pero la gente se lo tomó en serio y pensaron que nos habíamos cambiado de bando. Entonces comenzaron a pedirme "Blues del levante", que es un tema que yo hice en joda para el recital de despedida de Sui Generis, pero parece que la gente lo convirtió en una especie de himno. El tema me había parecido bueno la primera vez. Es como cuando te cuentan un chiste: la primera vez lo festejás, la segunda te sonreís y la tercera, decís: "Pará de contarlo que estoy podrido de oír siempre lo mismo". Además, en un determinado momento del recital, David se acercó al micrófono y dijo "Cuando era chiquito no, pero ahora, ¡qué puto que soy!". Se cayó todo el estadio, la gente estaba en silencio porque desconfiaba. Al día siguiente, salió en el diario La Opinión una nota en la que se decía que lo peor que había en la Argentina era Serú Girán. La nota decía que teníamos voces homosexuales. Luego de esas críticas, nos costó muchísimo remontar nuestra imagen. Pienso que esa reacción del público se debe a que los rockeros son muy críticos y muy celosos. Esto, por un lado, es bueno, porque no te dejan que te estanques, pero por otro lado, no te permiten el humor. Ahora ya no es tan duro, pero en esa época en que todos los grandes grupos se habían separado, el público esperaba que yo dijera: "Bueno, nos hemos reencontrado después de tanto tiempo", pero yo sólo subí al escenario y toqué música. Además, mientras yo estuve en Brasil, hubo toda una campaña de los medios de difusión en contra de mí. Las notas eran del tipo "Charly está en Brasil y se olvidó de nosotros". Hubo una revista qué tituló su tapa con "Charly García: ídolo o qué?", y empapelaron la ciudad con el aviso de la revista. Creo que la gente y Serú, empezaron cruzados.
-¿La música de Serú Girán era diferente a la de La Máquina?
-Ante todo, me gustaría decir algo que viene a cuento de tu pregunta. Mi amor por Zoca me cambió el panorama de muchas cosas y por ende, también de mi música. Zoca me dio seguridad. Por otro lado, saliendo un poco de Buenos Aires, me di cuenta de muchas cosas que aquí se toman por muy osadas y en otros lugares son bien comunes. Y esas cosas son por las que estuve peleando siempre, pero cuando las ves cara a cara comenzás a tener otra relación con ellas. En lo que respecta a la música de Serú Girán, la misma era más suave que la de La Máquina.

El primer LP de Serú Girán fue compuesto mirando el mar.
Charly y Lebon
Luna de miel en Buzios

Creo que ese LP fue muy bueno, lo que pasa es que no cuajaba con la onda que se esperaba que yo hiciera.
-¿Vendió bien ese disco?
-Al principio no, pero luego comenzó a marchar bien. Fue una risa, porque la gente después dijo que los larga duración de Serú Girán no eran tan buenos como el primero. Y eso que ese disco fue recriticado al principio.
-¿En "La grasa de las capitales' la tapa del disco era una imitación en broma de la revista Gente?
-Sí. La idea fue mía. Yo estaba podrido de esas revistas tipo Gente que son tan caretas. El disco fue para ir al choque directamente. Las canciones eran más pesadas, más contestatarias. Yo siempre me influyo por lo que estoy viviéndo, y el clima de Baires con las críticas a Serú Girán, me parecía una grasada y me tenía los nervios de punta. Había que salir de la grasa, de la mediocridad. Incluso, el título era un palo para el rock, había que salir de que "somos diez rockeros, tenemos el pelo largo y no queremos juntarnos con nadie". Por suerte, el público de rock cambió. Está más abierto a otro tipo de propuestas y además, ahora va a los recitales otro tipo de público que antes no iba. Es un público, me parece, al que le gusta tanto el fútbol como el rock o el cine.
-¿Cómo se te ocurrió la letra de "Canción para Hollywood "?
-La hice en Hollywood, cuando estaba grabando el primer disco de Serú Girán. Estaba parando en la casa de una cantante amiga de Pino Marrone. Y una noche en el piano de esa casa, que era de las típicas de Hollywood, con una vista increible, la compuse. Sucede que esas casas increibles son todas de cartón y todos los días se incendia una. La decoración de las mismas es muy mersona. Esa canción era la visión de un latinoamericano sobre Hollywood. Recuerdo que Gustavo Santaolalla se enojó mucho pensando que la canción la había compuesto por él, pero no era así, la había hecho para los tipos de cartón pintado de Hollywood.
--¿"La grasa de las capitales " vendió bien ?
-Sí, vendió bien. Y después vino "Bicicleta".
-¿A quién y por qué se le ocurrió pedirle a Renata Schusheim que hiciera la escenografía para el show de "Bicicleta "?
-Yo soy muy amigo de Renata. Fue por ella que conocí a Zoca. Pensé que sería bueno hacer algo juntos, salir un poco de la de siempre. Por eso le encargué la parte visual de mis shows a ella. Pienso que fue un paso adelante en el sentido que dije: "No soy omnipotente, es necesario trabajar en equipo con otra gente". El público recibió muy bien la propuesta escénica. A partir de "Bicicleta" empezaron los grandes shows de Serú Girán.
-¿Cómo te sentís mejor? ¿tocando en un recital grande o en uno chico?
-Las dos cosas son buenas. En un recital chico tenés la ventaja de que podés hablar mucho más con el público. Pero Obras es un lindo estadio, para mí ya no es muy grande. Con "Peperina" hicimos seis Obras seguidos. Creo que Serú Girán superó a Sui Generis en popularidad. Lo que pasa es que ahora el rock ya no es tan nuevo. Una vez hicimos un recital en la Rural, al que fueron sesenta mil personas. ¡Me moría de miedo! Nosotros esperábamos veinte mil, y fueron sesenta mil. Hay que tener cuidado porque en esos sesenta mil siempre hay gente que no va a escuchar música sino a armar lío. Recuerdo que la gente se subía a los focos de luces y eso era un peligro ya que estaban todos electrificados. Pero por suerte no pasó nada malo y todos nos fuimos contentos.      -¿Quiere decir que el público de rock no es coherente, se forma con diferentes grupos?    
-Hay siempre una parte densa en el público de rock, gente con campera negra, tachuelas y todas     esas cosas. Esa gente va a los recitales sólo a hacer lío. Porque está en contra de la música. Les gusta pero no se bancan que les guste. Por ahí están haciendo quilombo pero siguiendo el ritmo con los pies. Yo no creo que el rock tiene que ser para algunos, que el rock es más importante que otra cosa, que va a salvar al mundo. Yo creo que en Buenos Aires hay mucha gente con mentalidad underground. Por suerte, me parece que ahora hay un nuevo underground que no es pesado, que es más new wave, más pop, como en la época del Instituto Di Tella.     
-¿Qué pensás de "Peperina "?    
-Pienso que fue el mejor LD de Serú Girán. Está tocado con criterio y bien grabado. Es una de las mejores cosas que hice hasta ahora. Fijate que hasta a Mercedes Sosa le gusta...

-¿Cómo te fue en el festival de jazz en Río de Janeiro?
-Se llamaba "Río Monterrey Jazz Festival". El público no sólo era jazzero. En Brasil, cuando se promociona algo, sea lo que sea, siempre hay mucha gente. Además, en Río, no hay una tradición jazzera. Sólo hay pubs como el Club 2I en donde tocan Vivaldo, los músicos de Milton. Es un círculo como aquí es Jazz & Popp. En un mismo día había dos programas distintos. Nosotros teníamos que tocar de tarde pero nos fue tan bien que nos pusieron a la noche de nuevo. De noche era más importante, porque imaginate que a las cuatro de la tarde en Río, todo el mundo está en la playa y a la música ni bolilla. A la tarde tocamos con George Duke y Pat Metheny. A la noche con John Mc Laughlin, Hermeto Pascoal, Edgberto Gismonti y Weather Report. Increíblemente, la gente se copó con nuestra música. Lo que sucede es que teníamos más marcha que los demás. Nuestros primeros tres temas fueron lentos y la gente sólo aplaudió, pero cuando empezamos con "Las nuevas olas" el público se paró y comenzó a seguir el ritmo y a bailar. Cuando tocaba Mc Laughlin la gente patinaba y le tiraba avioncitos de papel. ¡Yo me quería morir! Si a Mc Laughlin le hacían eso, a nosotros nos achuraban. Pero no. Allá pocos conocen quién es Mc Laughlin o Weather Report, no están tan informados como el público argentino. Para ellos, ese recital del Maracazinho era más un acontecimiento social que otra cosa. Tocamos sin nuestros equipos pero había un stagemanager que era buenísimo. Le hicimos un planito de cómo tenían que estar ubicados los instrumentos sobre el escenario, y cuando subimos, ¡estaban todos en el lugar donde debían estar! El tipo te decía: "El show de ustedes dura 25 minutos, al 26 les corto la luz". A todo el mundo le hacía eso, fueras o no conocido. Por la noche tocamos cuarenta minutos pero el tipo no nos dijo nada. Después nos contó que si hubiéramos seguido tocando estaba todo bien. Éramos el único grupo argentino en ese festival pero no tuvimos ningún problema de comunicación por las letras, mucho caipirinha.
-¿No pensás, después de la experiencia de ese festival, que podés tener éxito en Brasil?
-Sí, pero hay varias maneras de conseguir el éxito en Brasil. Una es trabajando de hormiga, pueblo por pueblo, hasta hacerte conocido. Con este sistema tardás mucho tiempo. La otra forma de copar el mercado brasileño es que una compañía como O Globo o Bandeirantes, te edite un disco y te haga aparecer en la televisión. Yo estoy tratando de realizar esta segunda variante. En Brasil no hay movimiento de rock. Hay gente que me conoce por la revista Pelo. Pienso que sería importantísimo que nuestro rock sea aceptado en Brasil. Empezaría un intercambio de música e ideas que nos haría crecer tanto a los músicos de la Argentina como a los de Brasil. Lo malo de esto es que tenés que hacerlo todo por tu cuenta. No tenés ningún apoyo oficial y lo que nosotros intentamos hacer es exportar música argentina. Pero a pesar del auge y difusión que ha cobrado actuahnente el rock en nuestro país, hay muchos funcionarios que aún no lo ven como una música nacional, siguen pensando que somos extranjerizantes. Pero a pesar de todos estos inconvenientes, me tengo fe, creo que se puede copar el público brasileño. Es sólo cuestión de tocar los timbres correctos, no dar un paso en falso. El rock argentino tiene grandes posibilidades en Brasil. El tiempo dirá.


Adios Seru Giran. Hola Charly García

-¿Por qué se separa Serú Girán?
-Se separa en el concierto del teatro Coliseo, porque Pedro se va. Entonces, con David y Moro, al principio, dijimos que íbamos a seguir. Me fui tres meses a Brasil de vacaciones. Cuando volví a Buenos Aires tenía una polenta increíble para seguir con Serú Girán, pero David ya no tenía la misma polcnta. Me ponía muchas trabas, demasiados límites. Entonces empecé con la idea de hacer algo solo. Y así fue como comencé a componer la música dcl filme "Pubis angelical". Cuando me propusieron hacer la música de esa película, ya tenía compuestos algunos temas como "Yendo de la cama al living" Y cuando empecé a grabar esos temas me olvidé de Serú Girán como grupo musical. ¡Saludos a Moro, David y Pedro!
-¿Qué pensaste cuanto te vinieron a ofrecer que cornpusieras la música de un filme?
-Ya me habían ofrecido antes hacer la música de varias películas pero no me gustaba ninguna idea. Sólo hice una canción para la película "Alicia en el país de las maravillas", la primera parte de la canción de Alicia ("Bicicleta"). Pero no compuse más pues el proyecto era medio delirado. En cambio, cuando Raúl de la Torre me vino a ofrecer que yo hiciera la música de su filme, me pareció un tipo serio y que sabe respetar el trabajo de los demás. Además, tuvo una explicación coherente de las razones por las cuales quería que fuese mi música la que acompañara la película. Me dio el libro de "Pubis angelical" para leerlo y me gustó. Cuando me preguntó qué tipo de música yo encontraba adecuada para su filme le respondí: "Tango, pero tango a lo Pink Floyd". Y no vi la película hasta que estuvo terminada, pues él trabajaba antes con la música. Él me contaba cada escena. Por ejemplo, me decía: "Ahora entra la chica a la habitación, quiero música para esa escena". Y en realidad, esa forma de trabajar es mucho mejor porque sino está todo muy digerido. Con este método de trabajo, yo me imaginaba cosas que no estaban y muchas escenas del filme las sugería la música. Hice toda la música de la película, las partes instrumentales y los temas. Hay un solo tema que no es mío. Es una canción de los años 20 que Patricio Bisso la canta con un ukelele.
-¿Quedaste conforme al ver el filme?
-Sí, muy conforme. Primero, porque todo lo que De la Torre me había contado estaba, y segundo porque pienso que la fotografía y la dirección eran buenísimas. De la Torre revalorizó mi música, hay mucha música mía en el filme. Hay temas a los que él les sacaba la parte instrumental y dejaba sólo la voz por los veinticuatro canales, o sea que en parte también modificó mi música y lo hizo con mucho oído y respeto. Me interesa este tipo de cine que tiene más imágenes y música que diálogos. Hacer la música de esta película significó un paso adelante. Pude componer un montón de música instrumental que de otra forma jamás la hubiera hecho. Me dio fuerzas para componer más cosas.
-¿ Y el disco "Yendo de la cama al living "?
-Lo grabé casi solo y lo saqué con la banda de sonido del filme.
-¿Cómo hiciste la grabación?
-Lo primero que hice fue grabarlo en un grabadorcito que tengo en mi casa. Con esa cinta hice los "demos" y después iba al estudio y los copiaba. Lo primero que hacía era poner la voz y el piano. Mis discos anteriores los hacía al revés, lo último que grababa era la voz y pienso que por esa razón no se entendían mucho mis letras. Ahora la voz está más revalorizada. Todos los espacios que no ocupaba la voz o los dejaba en blanco o grababa otros instrumentos. Es el disco que más me gusta de todos los que he hecho y por suerte es el que más ha vendido en mi carrera.
-"Yendo de la cama al living" tiene mucho que ver con `Estoy solo durmiendo ", de Lennon-Mc Cartney.
-Sí, tiene mucho la onda de componer en mi casa. Lo voy a seguir haciendo. Pienso seguir grabando y componiendo solo, me sale mejor. Incluso, si quiero tocar el disco en vivo, es mucho mejor. Le doy la cinta a los músicos y ellos escuchan y sólo tienen que copiar lo que yo hice. Por ahí agregan algo, pero estoy trabajando más en un concepto de música que es "expresémonos todos a través de la música", me expreso yo y no sólo queda una canción sino toda una bola de música. También aprendí a manejarme con los silencios. Antes no había lugar en blanco, siempre alguien metía algún dedito.
-¿Cuál es la razón para que ahora te dediques más a la guitarra que al teclado?
-En este último disco, la mitad de los temas están hechos con guitarra y la mitad con piano. Lo que ya casi no utilizo es el sintetizador. Antes tocaba el piano con muchos sintetizadores pero ahora toco el piano eléctrico pelado. Esto obedece a una cuestión de imagen, quiero que me vean como un tipo que toca el piano y no como un músico rodeado de instrumentos. Sólo en un par de temas, para mis recitales, voy a tocar un minisintetizador que se cuelga. Andrés Calamaro hará las partes sinfónicas. Mi música actual es menos orquestada, más rockera, aunque sólo haya un rock. Mi sonido actual es del tipo del de los años 60, más parecido al de Los Beatles. Además, en vivo, haré varios temas de La Máquina como "Hipercandombe" y "Marilyn". También haré un tema nuevo que aún no está grabado y que trata sobre los desaparecidos. Se va a llamar "Los desaparecidos" o "Los dinosaurios". Es una especie de comparación entre los dinosaurios y los desaparecidos. La letra del tema dice: "Los amigos del barrio pueden desaparecer / los que cantan por la radio pueden desaparecer". Y sigue así un tiempo largo, nombrando todo lo que puede desaparecer.
-¿El tema vos lo hacés porque sentís que ahora se puede hablar de eso?
-La letra la había hecho para un tema de David Lebón. Al principio no lo hice con la onda política sino con la onda de que no hay que atarse a nada, porque cuando te apegás a las cosas, cuando más tenés, sentís más la falta de algo, y lo de los dinosaurios es porque como dice la letra: "cuando el mundo tira para abajo es mejor no estar atado a nada, imaginen a los diuosaurios".
--En tu último disco, Spinetta toca la guitarra. ¿Es la primera vez que tocás junto a él?
-En disco sí. Pero nosotros ya habíamos tocado juntos en un recital que hicimos en Obras a raíz de que ciertas publicaciones tiraban la onda de que estábamos peleados. Recuerdo que en la tapa de la revista Hurra salimos Luis con la camiseta de River y yo con la de Boca y el título decía "¿El rock es un partido de fútbol?". Por la tapa, pensé en un primer momento que la nota era irónica, sin embargo, era todo lo contrario.

Decía que en el rock había dos ramas, los "decadentes" que eran los que me escuchaban a mí, y los "puros" que eran los que seguían a Luis Alberto Spinetta y a M.I.A.. Además, se decía que yo tenía un clan "tipo Sinatra" con León Gieco, Porchetto y Nito Mestre.

Era algo totalmente ridículo. Justo en ese entonces, nos veíamos bastante seguido con Luis Alberto. Cuando vimos la nota nos dijimos: "Hagamos un recital juntos y tapemos la boca a todo el mundo". El recital salió fenómeno. Fue Spinetta Jade y Serú Girán. Zapamos juntos y sobre el final los dos grupos tocamos "Crisálida" y "El mendigo en el andén". ¡Éramos como veinte sobre el escenario! Esta vez me di el gusto de grabar con Luis Alberto. Él hizo la viola en los temas "Canción de dos por tres" y "Peluca telefónica". Este último, fue el único en el que realmente zapamos un poco y cada uno tocó lo que sentía ya que el resto del disco estaba muy marcado de antemano. Me siento contento de ser amigo de Luis. A partir de ese recital, se rompió el hielo. Siempre me impresionó su música. "Crisálida" es un tema súper. Hace un tiempo, al que le gustaba mi música no le gustaba la de Luis, pero ahora todo cambió. Cuando me quieren joder me gritan " ¡Viva Pappo!", mientras que antes me gritaban " ¡Viva Spinetta!". No entiendo. Yo, con Pappo, nunca tuve ningún problema, inclusive una vez hicimos juntos una gira a Punta del Este y zapamos juntos. Personalmente, creo que Pappo no tiene demasiado que ver con esa imagen de superpesado que la gente se hace de él. Lo que sí puedo decir, es que el público de Pappo es medio jodido. Pienso que esto arranca de cuando Pappo hizo unas declaraciones en las que decía que el rock era él y que Sui Generis había cagado el rock. Pero yo intuyo que en el fondo él no piensa de esa manera, no creo que sea tan cuadrado para pensar que la música que él hace es lo más y la otra no existe. Pappo es músico y por eso no puede ignorar el resto de las corrientes del rock. La gente que lo sigue a Pappo cree al pie de la Ietra sus declaraciones y por eso tira monedas en los recitales de otros grupos. Siempre, en cualquier recital, hay dos o tres fans de Pappo que no van a escuchar música sino a jorobar. A mí me parece que Pappo se debe cagar de risa de todo eso pero de alguna manera también vive de esos tipos que hacen un culto de la campera de cuero.

Sui Generis for export

-¿Para qué Sui Generis se volvió a unir?
-Fue para tocar en Chile y Uruguay. Es una manera de abrirnos el mercado como solistas en esos países. Allí nadie conoce ni lo que hace ahora Charly García ni lo que hace Nito Mestre. En Uruguay, para dar un ejemplo, Sui Generis llenó, hace muy poco, un estadio con veinte mil personas. Pero nuestros recitales no son sólo con música de Sui Generis. Los conciertos son así : empieza Nito con su banda y hace todo su material nuevo, sobre el final de la parte de Nito subo al escenario y cantamos dos temas de Sui Generis. Luego nos quedamos Nito y yo solos y hacemos cuatro temas más de Sui Generis. Se va Nito y sube mi banda con la que hacemos todos mis temas nuevos y sobre el final entra la banda de Nito nuevamente y hacemos dos temas más de Sui Generis. A partir de que nosotros fuimos a Uruguay, después fueron David y León. La gente recibe muy bien nuestra nueva música. Es que en esos países sólo se editó el material de Sui Generis. Pero antes, en Uruguay, sólo iban doscientas o trescientas personas por recital. Desde que fuimos nosotros, la cosa se empezó a mover de nuevo.
-Piensan hacer lo mismo en otros países de América latina?
-No, los únicos lugares en donde se conoce a Sui Generis son Uruguay y Chile. A Venezuela, da lo mismo que vaya Sui Generis o que vaya yo con mi nueva banda. Pensamos editar "Yendo de la cama al living" en todos los países de América latina. Es el primer disco mío que despierta tanto interés. "Peperina" también había despertado expectativas, pero como Serú Girán se separó no pudo ser.
-¿Qué te parecen las continuas recopilaciones que se hacen de los temas de Sui Generis?
-Es algo graciosísimo. Sui Generis tiene tres discos oficiales pero hay cinco recopilaciones diferentes. En cuanto a las recopilaciones de La Máquina, me gustan más. La compañía grabadora no me consulta para hacer la selección de los temas, ellos lo pueden hacer por su cuenta debido al contrato que para ese entonces firmé.
Qué te dio tu relación con el productor Daniel Grinbank?
-Es otra cosa, Daniel es mi socio. Él propone, por ejemplo, lo de Sui Generis en el Uruguay, pero lo nuestro se arregla charlando.

Grinbank no tiene ningún contrato conmigo, todo es de palabra, nuestra relación es amistosa. Él se hizo conmigo, cuando vino a hablarme Serú Girán no existía como grupo porque nos iba muy mal y Grinbank estaba con grupos con los que no pasaba nada. Serú Girán y Grinbank fueron dos cosas que crecieron paralelamente.

Él tiene una visión muy parecida a la mía de lo que es el rock y de cómo hay que manejarlo. En otra productora no cuidan al músico. Con Daniel comenzamos con la política de producir nuestros propios espectáculos e invertir el dinero de esos shows en espectáculos mejores. Lo nuestro es producción independiente. La concretamos definitivamente cuando, a partir de "Bicicleta", tuvimos nuestro propio sello discográfico. A partir de ese momento, cambió mi vida. Yo tenía un gran peso encima que era el de ir a las compañías grabadoras y pelearme porque las tapas no me gustaban o el sonido era malo. Yo me sentía humillado y cansado de esperar. Cuando uno recién empieza, está bien esperar. Pero cuando tenés toda una carrera detrás y tenés que esperar dos horas a alguien y encima ese alguien decide más que vos, el asunto se torna insoportable. Mi relación con Daniel es muy clara: él hace los números y yo la música, funcionamos como un dúo. Yo pienso que hay dos clases de managers: los que están a la cola del artista y aprovechan el éxito y hacen mil bailes, y los que provocan un éxito con determinado artista.
-¿Fue Daniel Grinbank quien te dio la idea de ser el productor de Los Abuelos de la Nada?
-Surgió cuando empezamos a tener nuestro propio sello discográfico.

El sello que utilizamos los Serú Girán es S.G. y los que le gustan a Daniel graban en D.G. En S.G. sólo graban aduellos que los "serugiraneses" decidimos. Los demás van a D.G.

Es algo así como el sello que hizo Led Zeppelin. La idea no es crear un monstruo tipo Apple, sino algo que podamos manejar. Además, de números yo no entiendo nada. Mi producción para el disco de Los Abuelos de la Nada es puramente amistosa. Pienso que con mi experiencia, yo los puedo ayudar a grabar mucho mejor. Si yo hubiese tenido un buen productor cuando fui a grabar "Vida", ese disco aún sonaría bien. Recién con "Peperina" supe cómo grabar correctarnente. Cuando un grupo nuevo va a una sala de grabación, por inexpericncia pierde tiempo innecesario. No es sólo ir, poner el enchufe y tocar la guitarra, hay que saber explicarle al técnico de la consola qué es lo que vos querés. Por ejemplo, vos le pedís al técnico que te haga un sonido volado con la viola pero hay mil maneras de hacer ese sonido. Se puede poner eco, flanger, doblar la guitarra, filtrarla, comprimirla, etcétera. En cambio, es mucho más preciso decirle al técnico: "Poné el MXR y cortame 50 ciclos y enfatizame tal cosa", etcétera.
-Desde que sos independiente, ¿siempre tenés el mismo técnico en la consola?
-Yo tengo la suerte de tener un tipo como Amílcar Gilavert. Él graba todos mis discos. Somos amigos. Es una persona como Daniel, le gusta estar a la vanguardia y pelar sonidos nuevos. Él se queda hasta las 8 de la mañana cuando nosotros estamos muertos y no podemos más, y todavía está esperando tu mejor toma y tu mejor solo. La escena anterior a ser independiente era cuatro tipos enloquecidos, un técnico que se dormía pues venía de grabar con cuarteto de cumbia y lo único que esperaba era que esos "plomos de pelo largo" se fueran del estudio. Amílcar se especializa en rock. También hace nuestro técnico en vivo.

-El rock es serio?
-Es serio en el sentido que ocupa un lugar en la sociedad, que tiene su público. Pero la imagen que la prensa creó del rock tuvo mucho que ver con que nadie nos prestara atención. Sólo se fijaban en nosotros cuando en un recital se armaba lío. Entonces sí, sacaban fotos y hablaban de los "hippies degenerados". Los triunfos del rock se omitían. La prensa daba un mensaje del tipo "Señora, no deje que sus hijos vayan a un recital de rock pues los pueden pervertir".
-O sea que el rock no tenia difusión o cuando la tenía era para atacarlo...
-Escuchar un tema de La Máquina por la radio era rarísimo. Hacíamos un programa de televisión por año. Ahora es otra cosa. El rock no existía a nivel comercial. Yo pienso que su difusión viene a raíz de que los productores se dan cuenta de que hay muchos conjuntos que llenan estadios y ahora, con motivo del conflicto de las Malvinas, empezó una dìfusión muy fuerte del rock nacional. En la época de Sui Generis había un poco, había varios programas de radio. Pero cuando empezó el gobierno militar se pudrió todo. . .
-¿No creés gue el problema de la difirsión del rock tiene que ver con cierto periodismo muy omnipotente como el de la revista Gente?
-Recuerdo que en una nota que nos hicieron para esa revista, los periodistas nos trataron como si fuéramos unos tarados. Por ejemplo, nos decían: "Vayan a la costanera, pónganse a hacer payasadas y les sacamos una foto". Nosotros nos negamos terminantemente y los periodistas nos decían: "¿Pero ustedes creen que son Beethoven?". No, loco, ya sé que no soy Beethoven, pero sí soy un artista y ellos no son nada más que unos chismosos a sueldo. Con esas actitudes, ellos te creaban una especie de coraza. Por eso, cuando vienen a pedir notas para ese tipo de revistas, yo siempre digo no, aunque a veces acepte esos reportaje con algún tipo de control.
-Pero ahora carnbiaste?
-No, no cambié. Sucede que ahora está de onda decir que el rock mata y todo eso. Además, yo exijo que se respete lo que digo, sobre todo con esas revistas.
-Para vos es lo mismo salir en la revista Gente que en el Expreso Imaginario?
-No es lo mismo. El Expreso es una revista para gente de rock, por lo tanto yo puedo decir que afìno la guitarra de tal o cual forma, son cosas que sólo le interesan a ese público. A la revista Gente yo también le podría decir muchas cosas, lo que pasa es que te cambian todo lo que decís. Me acuerdo de una vez que, en ese tipo de revistas, salió una nota en la que se decía que mis vacaciones eran en Pinamar, donde me gustaba ver las dunas y el sol. Era mentira. yo nunca había estado en Pinamar. Cuanclo hablé con el periodista, me dìo como excusa que había perdido el reportaje y por eso lo había hecho nuevamente como le parecía a él. Hace dos semanas me llamaron de Gente porque querían un reportaje y yo les dije:

"Bueno, lo doy, pero hacemos un reportaje por contrato para que no me camhien nada de lo que digo y además quiero ir en la tapa y en camiseta".

--¿Estas actitudes suceden porque el rock es marginal o porgue la gente lo menosprecia?
--Yo creo que lo menosprecia porque piensan que no es serio, o por desconocimiento, o porque no les gusta la música.
-¿Pensás que atacan al rock porgue es una música que cuestiona ciertos valores del sistema?
-Lo que pasa es que mucha gente aún tiene metida en la cabeza la imagen de los chicos de "Música en libertad". Además esos periodistas miran todo de arriba. Son tipos que quizá viajaron un poquito por Europa y se creen que se las saben todas. Pienso que el rock, en cierto modo, va contra algunos valores de nuestra sociedad. Hasta hace poco, vos salías a la calle con pelo largo y te agredían.
-¿Recién a partir de un año atrás las madres dejan ir tranquilas a sus hijos a un recital de rock?
-Sí, antes sólo iban los pibes más osados. Ahora, la represión que hay en los conciertos es mucho menor. Antes era terrible, ir a un recital era un riesgo. Es feo que mientras uno está tocando música, se lleven a todo el público en cana. AI final, llegás a pensar que vos le tendés a esos chicos una trampa.
-¿Vos ternés un cuerpo de seguridad que te proteje?
--Sí, estoy protejido, ya no me llevan en cana.

Nosotros mismos contratamos policías para que cuiden el teatro pero, fundamentalmente, para que cuando vengan otros policías no nos molesten.

Contratarnos a tipos que ya son medio amigos nuestros. En la cana, como en todos lados, hay personas buenas y personas malas. Estos canas que trabajan con nosotros tienen una visión más humanitaria de las cosas. Por ejemplo, si un pibe se para sobe una silla, en vez de bajarlo de un garrotazo, van y le piden por favor que se baje.
-¿qué pensás del punk?
-Creo que tiene que ver con otros lugares y que nació sinceramente. Pero después se convirtió en moda y como tal no me gusta porque que una persona se ponga fea y agresiva por moda me parece tonto. Para aquellos que están de última, okey, pero hacerse el malo porque sí no lo entiendo.
-¿O sea que vos sostenés los principios hippies?
-No sé si los sostengo, pero yo soy muy pacífico. No creo en la violencia gratuita de los punk, ni en la jipijapa tampoco.
- Hubieras ido a El Bolsór a vivir en comunidad ?
-Yo hubiera ido aunque no sirvo para vivir en comunidad porque soy bastante introvertido. Me cuesta compartir, me gusta estar solo. Pero me parece genial que un grupo de gente se borre porque no es feliz en un lugar y se vaya a otro. Incluso, en Brasil, hay mucha gente que sin estar en comunidades, vive en chozas en medio de la selva. Cada uno tiene que encontrar su camino. Por eso digo que no soy hippie ni punk, respeto todas las filosofías, pero no me gustan los uniformes, ordenar mi vida a partir de lo que piensa otra persona.
-¿Por qué no actuaste en B.A.Rock?
-Sentía que no iba a venir bien. El festival lo organizaron tres personas: Pitti, Oscar López y Daniel Ripoll.

Con Pitti jalnás tuve problelnas, es un tipo macanudo, pero con los otros dos. . . No me gusta la línea de Pelo, pero no quiero hablar del tema porque siempre le estoy tirando palos.

En realidad, el motivo fundamental es que no quiero hacer un show más o menos. En B.A. Rock no se pueden hacer bien las cosas, todos usan los mismos equipos y me parece que nó tiene nada que ver. Tendría que haberse hecho de otra manera: dos días y con la gente que tiene que estar, no con cinco mil grupos que no vale la pena oír. No es por los grupos nuevos, no tengo prejuicios contra ellos, pero si vos pagás una entrada quince palos tenés que ver un espectáculo bien hecho y con grandes figuras. Quizá podría haber dos o tres grupos nuevos, pero los demás tienen que ser de los grandes. Además, no hablaron conmigo. Creo que si me hubiesen hablado antes hubiera ido. Pero ir a B.A.Rock como a un show cualquiera sólo porque me pagan, no. Los B.A. Rock anteriores tenían otra polenta.

Pienso que las cosas no se tienen que volver a repetir.

Este B.A. Rock trató de vender un recuerdo y crco que la gente no necesita de recuerdos para juntarse. Creo que hay motivos mucho mas poderosos como la música. Cuando yo doy un recital no lo hago porque sí, lo hago porque quiero presentar un disco nuevo o promover algo. Entonces, la gente que me viene a ver sabe que se va a encontrar con algo nuevo, canciones nuevas y escenografía. Y en BARock todo eso no se puede hacer. Es imposible montar un show en media hora.
¿No te gusta la nostalgia en el rock?

-No, no me gusta m parece que la nostalgia en el rock es algo que tira contra.

Es como con el tango, cuando entra la mano de la nostalgia. Hay muchos rockeros que cultivan una nostalgia del rock, muchos dicen que rock era el de antes y se quedan con toda esa sanata y no aceptan la música nueva. Esta actitud no viene bien para el rock.

Todos sabemos quién fue Litto Nebbia o John Lennon, ellos marcaron el camino porque fueron los primeros, su música fue original y llevaron todo un movimiento adelante.

Pero la música cambia todos los días como el mundo y no podés estar hablando ahora de las mismas cosas que hace quince años. Al menos, en el aspecto social, las estructuras se han movido un poco, no se puede scguir hablando de los hippies. Ya sabemos qué pasó con ellos y lo que significaron, pero ahora hay que construir algo nuevo. Woodstock fue lindo pero no pasó de eso, pues nadie se quedó a vivir allí. Cuando terminó todo el mundo desarmó sus carpas y se volvió a sus casitas a ver televisión. Me parece que andar siempre soñando con paraísos sensoriales, con camperitas, pelo largo y mostacillas es inútil. En todo caso, es algo folklórico del rock. Lo importante es crear cosas nuevas.
-¿Por qué se te ocurrió grabar `No bombardeen a Buenos Aires" ?
-Yo estaba podrido de escuchar a mis amigos o gente conocida que se la habían creído. Recuerdo que yo estaba grabando en el estudio y me parecía que había una irrealidad que se estaba haciendo más fuerte que la realidad. Existía una realidad subyacente que era nuestra tremenda inferioridad. Ellos tenían y tienen el mundo y todo el poder tecnológico. El tema habla del terror de cuando vos sentís que se viene una mano renegra y aparentemente todo está bien. Además, la gente tomaba a la guerra como si fuese un partido de fútbol, era horrible.

Recuerdo que un día fui a una cancha de fútbol y la gente gritaba: "No pasa nada, no pasa nada, si no tenemos armas los cagamos a patadas". Es gracioso pero es terrible.

¡Cómo que los cagamos a patadas!, viene un gurkha con un rayo láser y te desintegra y tu patada no existe,
-¿Te vas a comprar una casa en Brasil?
-Sí, es un proyecto que tengo. A mí me sucede algo muy curioso aunque en realidad es muy común. A medida que sos más famoso perdés más libertad. Ganás libertad artística y creativa para hacer lo que más te guste, podés poner toda tu profesionalidad al servicio de algo creativo, pero a la vez ya casi no podés salir a la calle pues en seguida estás rodeado de gente. Yo soy un tipo rnedio paranoico, me gusta que la gente me reconozca porque es algo que busqué, sería falso si lo negara. Pero como todo el tiempo no puedo estar hablando con todo el mundo, Brasil es un lugar diez puntos.
-¿Cómo se comporta la gente con vos en la calle?
-Bien. Por ahí hay algunos que me tiran malas ondas gritándome: " ¡Viva Pappo!", pero en general, la gente me tira ondas buenísimas. Eso sí, ya no puedo ir a cualquier lugar a tomar un café con un amigo, tengo que elegirlo muy bien pues si no me paso todo el tiempo firmando servilletitas.
-Lennon salía a caminar por Nueva York con bufanda y sombrero para que nadie lo reconociera. . .
-Me encantaría salir disfrazado, pero en este país salís a la calle disfrazado y te gastan por salir así en lugar de lucirte porque sos Charly García. Por ejemplo, el teléfono: de cada diez llamadas, cinco son de conocidos y cinco no sé de quién. Algunos te dicen que son el primo de la abuela de no sé quién. Otros son fans que me llaman para criticarme, putearme o tirarme buenas ondas.

Hay épocas en que un grupo de minitas consigue mi teléfono y me Ilama todos los días y por ahí no hablan sino que te pasan música o te hacen ruidos extraños.

Y si vivís con alguien, el asunto se torna pesado. Es un gasto.

De repente son las dos de la madrugada, estoy durmiendo, suena el teléfono y se escucha una voz que dice: "Qué hacés, Charly, vos sabés que te vi en el club Morón en el año 74. . .".

Y qué vas a decirle! No los podés putear. Y toda esta mano te predispone contra la gente. Al final, s6lo pasás bola cuanclo te llaman para criticarte, los elogios terminan siendo nada. Por eso me gusta, de vez en cuando, borrarme y hacerme un lavado de cerebro. Luis Alberto Spinetta me carga diciéndome que vamos a acabar como John Lennon, sólo que en vez de que el tipo nos mate con un revólver, nos va a esperar en la puerta de nuestra casa con una honda y nos va a dejar tuertos. ¡El atentado a un ídolo del subdesarrollo!
¿Te gusta el fòlklore?
--Sólo me gustan Ariel Ramírez, tocando la viola Falú, y cantando Mercedes Sosa y Yupanqui. Los conjuntos folklóricos con el bombo no me gustan. Yo tengo más influencia del tango y del bolero. Ahora estoy componiendo temas con la onda latina sin Ilegar a la salsa. Creo que a través de los años fui asimilando un montón de vertientes musicales y pienso que en todas partes del mundo pasó lo mismo. Hoy día, los músicos de cualquier parte se conectan mucho más fácil entre sí. El folklore localista va a seguir, pero la música con futuro es el rock o la canción internacional.
-¿Cómo ves al rock dentro de veinte años?
-Por ahí no se va a llamar rock, o sí, pero se va a fusionar. Creo que el rock tiende a ser una música internacional. Creo que la música de Sudámerica se mezclará con el rock y que todo va a ser diferente. Es la música de los medios de comunicación modernos. En él las influencias van y vienen. Lo que va a desaparecer es el rock pesado, pues es un campo muy restringido. Las cosas que vayan despacio van a desaparecer. Lo que sobrevivirá en este mundo tecnológico será lo liviano y lo rápido. La onda tipo wagneriana gigantesca también va a desaparecer, espero.
-La canción "Cuando ya me empiece a quedar solo ¿es la imagen que tenés del futuro de Charly García ?
-Puede ser. Si uno lee la biografía de muchos artistas se da cuenta de que a varios les pasó eso, en un momento determinado tenían un éxito terrible pero luego se quedaron solos. Por ahí, cuando yo tenga 80 años, estaré con mis recuerdos de lo que me sucedió con Sui Generis o Serú Girán y me como la galocha. Intuyo que voy a seguir tocando toda mi vida y voy a seguir componiendo, me escuche o no me escuche la gente. Quizás aún existan algunas personas que se interesan por mi música. Pero cuando uno está conectado a la creatividad siempre tiene su tabla de salvación. Pienso que lo peor que existe para una persona es dedicarle toda una vida a determinada actividad y que en algún momento se corte todo. El otro día hablaba con Guillermo Vilas de este tema y él me explicaba que cada vez se tenía que entrenar más para dar lo mismo que daba antes. Con un músico no es lo mismo. Quizás la mejor música que componga la haga a los 60 años. Siempre hay una esperanza de crear algo nuevo aunque sea fuera del rock pues mi meta no es ser un rockero toda la vida. Sólo quiero ser un artista fiel a sus sentimientos. El resto, éxito o fracaso, es algo que uno no puede manejar. Lo que sí puedo manejar es mi música y estoy seguro de que ella nunca me abandonará.

Charly

Pedro Aznar

Expreso Imaginario

1981

Entrevista: Roberto "Sumo" Petinatto

"Cayó Pedro Aznar a mi departamento, y después de ponderarlo por su semejanza al de un estudiante americano se puso a leer mi crítica de su disco, de la cual varios ya le habían dicho que lo había destruido. El estilo de la crítica era tan impresionista (algo que me sucede con frecuencia: es difícil saber cuándo hablo en serio) que muchos dijeron: 'acá lo reventó', 'acá no lo reventó´.

Lo cierto es que Pedro coincidió conmigo en que si hubiésemos agregado otra estrella todo el color hubiese virado hacia una sonrisa postorgásmica. Claro que como no entiendo casi nada de jazz (dado que mi fuerte son las polcas y el chamamé) no pude apreciar todo el trabajo que había en ese disco. ¡Gracias a Dios que Gloria Guerrero fue la "única" que supo darse cuenta, como dice Charly!.

Pasados los primeros minutos, Pedro me aclaró que no quería que hablásemos de Seru Giran sino de su despegue o destape como solista, así que mi idea de hacer un reportaje de alto potencia comercial se disolvió en esa pacífica trasnoche de invierno. Esta charla que leerás en no más de cuarenta minutos fue la que sostuvimos con Pedro desde la 1.00 a las 8.00..."

RP: Contame todo lo que te acuerdes desde tu partida de Ezeiza

PA: Bueno, imaginate que era mi primer viaje desde Rio de Janeiro para arriba, ¿no?, así que tengo un montón de imágenes grabadas. Yo me fui en medio de un delirio, porque tenía que terminar el disco, el arte de tapa, todo el papeleo, etc. Llegué a Boston y me habia olvidado la dirección de Cecilia Tenconi. Era la única persona que tenía para poder consultar acerca del alojamiento y todo eso.

(...)

PA: Después me metí en el primer hotel que encontré y ahí me quedé unos cinco días. Después pude alquilarme un departamento.

RP: ¿Todavía no habías pisado la Berklee?

PA: Claro, eso fue a la semana siguiente. Yo estaba deslumbrado. Me fui con un amigo a recorrer la universidad. Era increíble, porque yo tenia aquella paranoia de argento de no meterme sin permiso y aquel me llevaba de un lado para el otro.

RP: ¿Vos habías tramitado los papeles para el ingreso?

PA: Bueno, ése era el problema. Yo me había ido sin nada. No había llenado ningún formulario. Yo mostré los discos en la aduana y dije que iba a hacer contactos con músicos y todo eso así conseguí cuatro meses de residencia.

RP: Finalmente, ¿cómo sucedió tu ingreso a la universidad? Te deben haber tomado un examen. ¿no?

PA: Sí, son dos. Uno teórico y otro práctico. Yo estaba en una sala con 10 ó 12 chicos más, de las mezclas más extrañas: venezolanos, americanos, japoneses, etc. El examen era de armonía y audioperceptiva. El tipo que nos hizo entrar al aula te explica todo y te deja en compañía de una cinta de donde sale el sonido de un saxofón y vos tenés que anotar, ya sea, los intervalos, o la melodía. También aparecen escalas y vos tenés que armar la clave, etc. También podés entrar de cero, pero te ponen en la clase de papelones absolutos y gastás millones de dólares en estudios, algo que ellos van a adorar (risas) Ese examen lo di bastante bien

RP: ¿Y qué diste mal?

PA: Bueno, en un momento este saxofonista hacia una melodía completamente atonal y si no tenés oído absoluto no la sacás. (NdeE: esto significa que Charly lo hubiera sacado? ;-)

Este es un truco que los tipos ponen para ver hasta qué punto tenés desarrollado el oído. Yo no estaba muy canchero en escritura y lectura así que les puse un cartelito que decía: "Reconozco la melodía pero no puedo escribir lo suficientemente rápido".

RP: ¿Y qué pasó con el de manejo del instrumento?

PA: Bueno, ése lo tuve que dar a los cuatro días. Yo pensaba que me iban a prender fuego con el asunto de la lectura y fue un bochorno gigante, porque yo estaba cagado de miedo y tenia unos nervios infernales. Me puso una parte yo empecé a justificarme, a decirle que no podía leer eso, (NdeE: "no pude estudiar porque falleció un tío lejano" ;-) asi que me fue poniendo partes más y más fáciles hasta que más o menos leí una. Después me hizo tocar un blues en Fa, pero como yo no vengo demasiado bien en inglés, entonces le entendí cualquier cosa y toqué cualquier cosa. Digamos que toqué bien, con todos los chiches pero ¡no le toqué el blues en Fa! y el rating que tuve fue 3-3-3- que por supuesto, era de última! Cuando me di cuenta de lo que el tipo quería que le toque, ya estaba el otro pibe en el aula.

RP: ¿Entonces te pusieron en un nivel bajo? ¿Con quiénes tuviste que estudiar?

PA: Bueno, entré en un ensamble donde ni siquiera sabían afinar la guitarra. Los profesores se asombraban, porque lógicamente tocando con todos esos zopencos, yo era buenísimo. Los violeros se perdian tocando los acordes, por ejemplo, cuando yo hacía mi solo de bajo.

RP: Supongo que, entonces, el aporte de la Benklee, al menos por este semestre, no fue todo lo que vos esperabas, ¿o si?

PA: No sé si aprendí cosas nuevas. Creo que no descubrí la pólvora. Fue como llenar agujeros que tenía en mi formación, en cuanto a la lectura o a escribir una parte correctamente bien.

Moretto entró en Berklee, pero cuando los profesores vieron el nivel y la inclinación musical que tenía le dijeron: "Mirá, por qué no te cruzás enfrente, a dos cuadras y estudiás ahi" . Y ahí estaba el otro conservatorio de música clásica, a una cuadra del McDonald's (NdeR: McDonald´s es el equivalente a un Pumper Nic) (sic)

PA: A mí me pasó algo muy cómico, porque llegué a Berklee y se fue Michael Gibbs que era el tipo con el que yo tenía especial interés en estudiar. (NdeE: fue a Berklee a estudiar con los Bee Gees???)

PA: Esa universidad es como un supermercado. Un supermercado de Conocimientos. Si vos vas al supermercado y llegás en el momento en que los tipos pusieron la carne fresca en el stand, entonces tuviste suerte...

RP: ¿Vos en cambio sentís que te tocó un pedazo medio abombado?

PA: Yo creo que pagué mi derecho de piso, eso sí. Si hubiese tenido a alguien que me avivara de lo que sucedía, no hubiese perdido tiempo. Fijate que por ejemplo el arreglo a cuatro voces que figura en el tema "Nefertiti" hubiese sido un excelente arreglo como para un examen final del curso de arreglos que hice.

RP: ¿Por qué decidiste volver? Con todo lo que habíamos hablado en una época yo pensé que no te iba a ver por un par de años...

PA: Mirá al principio tenía una nostalgia impresionante, pero de todo modos no me muevo de allá.

RP: ¿Vos componés a partir de una línea armónica dada, en general?

Le presto muchísima atención a la armonia. Ese que vos decis es el caso de "Espejismo en la nieve". Creo que en tu crítica, incluso, decias algo acerca del tema de "Pat". Ahí yo tenia una sucesión re-lógica, dado que va modulando cada vuelta un semitono arriba y tenía esa base grabada y no sabía qué hacer, qué ponerle encima. Quería ponerle algo que sugiriera algo, algo emocional, algo como hablado...tenía pensado poner un piano tocando algo con la mano derecha (algo que ya había hecho en el tema "Fe" que no figura en el disco), pero no lo hice. finalmente se lo mostré a mi novia y de alguna manera fue como dedicárselo.

 RP: Vos, en general, componés música instrumental, pero qué me podés decir sobre "Paranoia y soledad" que es el único tema que tiene letra. ¿Por qué elegiste esa temática?

PA: Bueno, mirá, la compuse en el baño. Salí, la escribí y chau. (NdeE: o sea que la hizo a los p...???)

PA: Los acordes los compuse mientras Charly estaba en Europa y me prestó el mini-Moog y el String Ensamble. (NdeE: ah...o Charly se fue y volvio al toque en un Concord....o Pedro cuando va al baño no sale durante un mes)

PA: En mi disco, muchos me compararon el sonido al de Emerson y odio a los que dijeron eso . El trabajo del Mono es algo super respetable, porque está luchando contra una máquina.

RP: Por qué quisiste hacer un disco tocando casi todos los instrumentos, en lugar de armar una banda como la que presentaste en Obras?

PA: Yo me queria sacar las ganas de hacer muchas cosas. Quería tener el control total del concepto del disco, del criterio: Yo lo produzco, yo lo toco, yo lo grabo. Quería desarrollar mi criterio de producción.

RP: ¿Y cuál es tu criterio de producción?

PA: Bueno, no te lo puedo explicar. Está en el disco es mi forma de grabar, de tocar, de arreglar.

RP: Bueno, yo entiendo que no me lo puedas explicar, pero si me hablás de un concepto o de un criterio concreto de producción al menos podríamos hablar de las diferencias que encontrás entre tu criterio y el que operaba dentro de Seru Giran?

PA: Creo que en Peperina los errores están minimizados. Creo que es el único disco "producido" dentro de Seru Giran. Bicicleta apuntó a eso, La Grasa menos y el primero fue un bochorno.

RP: Aunque hay un buen trabajo de Goldberg a nivel de arreglos...

PA: Sí, pero no sabés contra las cosas extra musicales que tuvo que luchar...

RP: ¿Quién lo produjo?

PA: Bueno, sería mejor que ni mires quién lo produjo... (N. de R.: Billy Bond).

Yo ahora escucho los discos de Seru y me doy cuenta, por ejemplo, que el ritmo es débil, a causa mía y de Moro. Ninguno de nosotros tenemos buen tempo y tocamos de más. Por ejemplo: chequeen el final de "Perro Andaluz", o el tema "La Grasa" que está muy mal tocado. Fijate que en "Peperina" muchos dijeron que Pedro Aznar no se notaba... ¡y mejor que no se notaba! porque aprendí a no molestar con el bajo todo el tiempo, en esa onda Síndrome Karakupik, yo no paraba de tocar, toda una serie de frases molestas. En "Peperina" estoy tocando al servicio de una música. Si hubiésemos tenido un productor artístico, algo que acá no existe, nos hubiese dicho: "flaco, tocá menos y lo que corresponde" y a Moro: "si no podés tocar en tiempo, pongo una máquina digital".

RP: Cuál pensás que fue tu mayor contribución a la banda?

PA: Bueno, creo que a nivel de producción intervine bastante... tanto en las mezclas como en los temas... caso los coritos tipo Beatles de 'Los Jóvenes de Ayer'. Pero el concepto general, el rumbo que tenía que tomar la banda era, indudablemente, dirigido por Charly.

RP: En realidad casi nadie sabe nada acerca de tus comienzos como músico y de tu desarrollo dentro de otras bandas, caso Madre Atómica o Alas... ¿Podés contamos algo acerca de todo eso?

Bueno, a Alas le pasé un poco por al lado. Yo estaba tocando algo que no entendia. Lo que componía Gustavo era más de lo que yo podía asimilar. Lo podía tocar técnicamente porque se me movían los deditos, pero no tenia el concepto musical adecuado. Yo venía de tocar en un grupo subte como era Madre Atómica...

RP: Pero en el segundo disco de Alas, que jamás se editó, (NdeE: en aquel entonces...) la música había tomado otro rumbo?

PA: Bueno, había un avance a nivel comercial, porque tenia dos temas por lado... (risas)... pero tenia cosas muy buenas. Yo lo volví a escuchar en Boston porque me encontré con Gustavo (Moretto) y me lo puso. (NdeE: !!!!)

RP: Contame sobre tus comienzos como músico. ¿Qué instrumento tocabas?

PA: La guitarra. Mi vieja me mandó a estudiar guitarra clásica, y lo hice durante cinco años. Yo escuchaba a los Beatles todo el día ¿sabés lo que es para un pibe de 7 años que te aparezca un disco como ése en su vida?

Tocaba tambien la melódica soprano.

RP: Me imagino que la melódica debe haber sido un teclado alucinante, ¿no?

PEDRO EDISON: Totalmente! ... yo me sentía Jimmy Smith con su órgano Hammond! Tenía la Hohner roja que tenía unos bajos increíbles. Yo le había roto la embocadura y le habia adherido una manguera, entonces la apoyaba en la mesa y tocaba todo el día. También había inventado una manera de producir el efecto Ieslie. Yo tenía un Calsel de 20 watts para viola, entonces le había conectado dos micrófonos Sony y había sacado un parlante que lo ponía en una caja mirando hacia arriba. (NdeE: ?) Encima tenía un motorcito de ventilador que colgaba de una repisa. (NdeE: ???) Esto tenía una cajitá de dulce de batata injertada que tiraba sobre el parlante. (NdeE: ??????) A la vez le había colocado dos bocinas de bicicleta (NdeE: ???????????) remachadas a las puntas. Como era un motor potente muchas veces tenía que pararlo un poco para producir el efecto. A todo esto tenía 15 años. Era en el '74, creo.

RP: ¿De ahí pasaste a Madre Atómica? El cambio te debe haber pegado duro, ¿no?

PA: Imaginate que yo escuchaba 'Sticky fingers', 'Deja vu' y 'She loves you' de los Beatles. Cuando lo conocí al Mono me hicieron escuchar Emerson, Lake and Palmer. Y me lo compré. Era 'Trilogy' que me pareció alucinante, aunque no entendía demasiado aún hoy escucho "Enigma sin fin" y me pregunto: ¿qué es esto?

Me acuerdo que quería ser 'moderno' así que me cambié el look en el pelo y empecé a peinarme con raya al medio. Lito, por ejemplo tenia unos pelos alucinantes. Para esta época me compré el "Leño" (*) (NdeE: así bautizó a su bajo Faim -Fábrica Argentina de Instrumentos Musicales-)

(*) "Yo quería cambiar el bajo a toda costa... me queríá comprar un Fender, aunque el Rickembaker me volvia loco, aparte era la época... el cope con Chris Squire, etc. Cuando dejo de tocar con Alas decido rescatarlo para hacer alguna experiencia. Estaba hecho bolsa: todo oxidado, el diapasón vencido, etc... le compre cuerdas nuevas, agarré una tenaza y un destornillador Y le saqué todos los trastes y lo probé: me voivi loco absolutamente. A partir de alli comencé a usarlo cada vez más, ¡Incluso, al tocar con Parentela, llevaba el Fender y el Faim sin trastes. Un dia vino Charlie y me fui con él y David a Sao Paulo, y es curioso: llevé el Fender como repuesto. Para "La Grasa" le cambie los micrófonos. Le puse unos Di Marzio Jazz Bass"

que te digo más: fue el 13 de setiembre de 1974. Para esa época yo era bajista aunque seguía con la guitarra y la melódica. Pegábamos los carteles por la calle y la policía nos paraba pensando que éramos subversivos. Después empezamos a presentarnos en teatros, en el Ritz, el Kraft y otros. Madre Atómica duró dos años. Es increíble que ahora muchos lo consideren un grupo fantasma. Es como un nombre fantasma y hay mucha gente que quiere escuchar aquellas cintas, pero realmente no queda demasiado de esos tiempos, alguno que otro cassette.

RP: ¿Cuáles fueron los factores que contribuyeron en tu desarrollo como músico?

PA: Te podría marcar hitos, mojones como decís vos... Creo que empezar a estudiar, molestar con la guitarrita, escuchar los discos de pasta de mi viejo y todo eso fue algo importante. La segunda fue entrar con Madre Atómica que fue otro mundo. Quizá la siguiente haya sido cuando empecé a estudiar junto a Cirigliano, con Irma Constanzo. Ellos me despertaron en cuanto a armonía y todo eso. Creo que, finalmente, el encuentro con Pat Metheny en el Festival de Jazz de Río de Janeiro... y el viaje a Estados Unidos, por supuesto.

RP: Mirá, no sé si me distraje o qué, pero me pareció que también habías nombrado a Seru Giran, ¿puede ser?

PA: ¡Noooooo! no te lo doy como hito porque no fue un hito un carajo! ... que sea "Peperina" haya cambiado la forma de tocar fue algo importante....creo que algo aprendí, especialmente con relación al trabajo de estudio, porque que haya pasado de dos grabadores Sony a una mesa de tantos canales... aparte la experiencia de subir a un escenario y todo eso también, si no, no hubiese podido subir al escenario de Berklee para tocar en la graduación de Daniel...

 

13charly.JPG (24686 bytes)

Charly

Cuatro opiniones

Luis Alberto Spinetta: "Charly es una expresión genial del poder de la canción. A mediados de la década del 80, hubo un momento en que sufrí porque mis hijos bailaban con sus canciones, y escuchaban las mías como con resignación. Por eso cambié, en un momento, la forma de mis temas, para que mis hijos bailaran con ellos como bailaban con los de él. Me sigue doliendo no haber podido sincronizar para hacer aquel disco en común. Para mi, Charly es una especie de Van Gogh del rock argentino".

León Gieco: "Para mí, Charly es el más grande de todos nosotros, el más músico, el dueño de las grandes canciones. No hablo de pionero, sino del tipo que artísticamente llegó más lejos de todos nosotros. El resuelve en segundos cuestiones musicales que mi a mi pueden llevar horas. Mi homenaje artístico fue hacerle "Los Salieris de Charly", esa idea de que todos estamos como a su sombra, de que todos les robábamos melodías a él. Me considero su amigo, aunque no nos veamos casi nunca. Cuando nos frecuentábamos, en los 70, siempre nos divertíamos mucho".

Fito Páez: "Es muy sencillo decirlo: yo soy músico porque escuché las canciones de Spinetta y Charly, porque un día que jamás olvidaré vi a Charly en vivo, en el teatro de la Fundación Astengo, en Rosario. Cuando en los 80 me llamó para integrar su banda, para mi fue tocar el cielo con las manos. Hoy pienso que Charly quema, como la verdad. Lo siento como un amigo y a veces como una especie de tío loco e imprevisible".

Joaquín Sabina: "Para mí es una mezcla de Chaplin y Gardel, sólo que de la era del sexo, la droga y el roncanrol. Lo de su oído absoluto es asombroso: una vez que grabamos en Madrid escuchó una sola vez, una sala, una canción, y se sentó al piano y en toma uno la grabó como si fuese suya. Para mí, es un sinónimo de una Buenos Aires genial, eléctrica, cansadora, ambiciosa".

Tapa de Seru Giran I (habla Charly)

"La idea de todo el disco surgió de ese tema. La foto del vagón y la vía da una sensación de viaje que fue un poco lo que nos pasó. Viajamos,y compusimos fuera de nuestro contexto habitual. La idea del tema está desarrollada en las fotos de la funda interna y es la de una especie de realidad paralela. Empieza con "Cosmigonón" que es el cosmos, después hay una fábrica...Es como narrar una historia; la historia de un tipo que puede ser cualquiera de nosotros, que se da cuenta que la vida así como es no tiene sentido, es absurda, no va a ningón lado. "Narcisolón" es el tipo mirándose al espejo, copado con lo que es él mismo, su peinado su corbata, con que va a salir la fiesta. Está la mujer que también se arregla para salir de fiesta. Pero después termina todo mal aparece esa foto de la mujer pegándole con un ramo de flores. Hay palabras que se van repitiendo es una especie de rompecabezas que hay que armar. Después el tipo se queda diciendo "bueno, evidentemente esto no sirve para nada, ni la fiesta, ni el traje, ni mi mujer". Es bastante surrealista. Entonces el tipo mira hacia otro punto que es la vía con el cuadrado blanco. Vieron que cada vez que dice "Seru Giran" hay un cuadrado blanco, que puede ser la nada, una energía superior, otro tipo de vida; puede ser muchas cosas. Lo que quisimos hacer con esa letra no fue una cosa cerrada, hermética, sino que cada uno imagine lo que quiera. Inclusive nos gustaría hacer una cosa así en un tema del próximo Lp. Otra idea que teníamos era filmarlo, ampliando más el significado.

¿Qué te pareció lo que viste en Europa?

Quizás por la época del año en que fui, no vi grupos grandes, pero lo que se respira allá, lo cotidiano no es ni Yes ni Génesis ni Joni Mitchell ni nada que se le parezca. Es punk o disco, eso es lo común allá. Fui a ver un par de recitales de punk y rock industrial y no me gustaron para nada. No entendí que es eso, porque de musical no tiene nada y realmente la onda de esa gente es bastante fea y negativa.

¿La decadencia?

Sí. Pienso que hablar de la decadencia tal vez sea un poco puritano. Creo que todos somos algo decadentes. Pero me parece que ellos están tres o cuatro vueltas a la rosca más que nosotros. A nivel musical en Europa no está pasando absolutamente nada. Está pasando mucho más acá -aunque parezca un chiste- o mucho más en Brasil. Pienso que la cosa está pasando por América, América del Sur, e inclusive en Norteamérica todavía hay un respeto por la música un poco más grande que en Europa. Ahora por ejemplo, con esto del rock industrial, imitar los sonidos de una fábrica, la involución del hombre y todo eso...Puede ser que conceptualmente sirva para escriblrlo en una revista, pero musicalmente es algo totalmente desagradable, estupidizante si querés. No concuerda con la idea que yo tengo de la música.

Nos enteramos que finalmente la produccíón de tu disco tuviste que pagarla uos. ¿Cómo fue eso?

El disco lo pagué todo yo. Para financiar el proyecto la compañía me adelantó dinero a cuenta de regalías a lo que yo sumé plata mía. Soy como el productor musical del asunto, pero no el productor efectivo. Ni siquiera soy dueño de la cinta para venderla afuera. Este LP va a pérdida. Puede ser que con el siguiente, si tiene muy buena venta, quede a mano con la compañia, es decir, pueda irme sin deberles plata cuando termine mi contrato. Pero también yo sabía que iba a ser un poco así, porque ninguna compañía argentina te va a pagar un disco con esta producción. Siempre gasto la plata en eso. Para mí hacer un disco o estar en un grupo no sólo significa componer y tocar. Es meterme en una cantidad de cosas que me tienen ocupada la cabeza todo el dia. Mientras la cabeza está en eso no necesito otras cosas. Por supuesto que me gustaría tener una casa con un estudio de grabación, es lo que quieren todos las músicos. Pero pienso que eso va a llegar en algún momento como consecuencia de mi trabajo. No me preocupa invertir en un grupo o un disco porque sé que eso va a volver. Yo me tengo demasiada fé, pienso que lo que estoy haciendo tiene valor.

¿Tenés problemas con lo censura?

Bueno, la compañía ejerce una pre-censura que funciona en forma anticipada a la censura oficial que es la del COMFER. Con el Lp de Seru Giran el único problema que tuve fue en "Eiti Leda" la parte que dice "la ciudad se nos mea de risa". Eso se discutió mucho y yo hinché tanto que al final salió así. Pienso que con el disco nuevo puedo Ilegar a tener algunos problemas porque las letras están un poco bueno, tendría que contarles cuál es la idea dei disco. Se va llamar "La Grasa de las Capitales" y viene un poco a colación de todo lo que ví en Europa, yo tenía muchas espectativas, pero, sabía que me iba a encontrar con un nivel impresionante y me di cuenta que en cuanto a música y arte es todo una grasada quizás peor que acá. Por ahí hace unos años no era así. Pero ahora es una grasada impresionante.

Grasada está usada no en el sentido de Landrú, sino como una cosa fea, horrible, así como grasa de una pizza que toca todo el mundo...

 

Palo y Palo del Expreso Imaginario al primer concierto de Seru Giran (una época en la que el periodismo de rock se se daba el lujo de ser independiente)

Seru Giran

Tratamos de ver a Seru Giran

Me parece que hubo un error. Aunque pensándolo bien, quizás lo hicieron a propósito para la primera actuación.. El Gran Salto al Vacío... mandar a sus dobles por razones de seguridad. Uno piensa en los famosos monedazos y pilazos a Casa Das Maquinas y comprende que debe dar miedo enfrentar al público. Aunque Charly García siempre tuvo a las audiencias en el bolsillo. Y ésta es una prueba más de que éste es su doble: la gente distraída, indiferente. Claro que ya pasaron como seis temas y ninguno sonaba con demasiada convicción (¡PAF!) . Pero si fuera el verdadero David Lebón ya nos hubiera emocionado a todos Este tiene la misma voz, pero canta sin dulzura (¡PAF!). Yo no sé qué pasa mirando a través del teleobjetivo de la cámara se ve qué bien hechas que están las máscaras (¡PAF!). Pero los ojos de Charly no brillan. Dónde se habrán quedado los otros? ¿estarán en Buzios, tomando sol en la playa? (¡PAF!) O es que Charly mandó a su doble al frente después de la disolución de Sui Generis y sigue siendo aquel tipo timido que sentia mucho las cosas? Porque la música se nota que es de Charly, pero parece procesada por otro tipo (¡PAF!).

Bueno mejor escuchemos el recital, que, no tengo ninguna prueba de lo que estoy diciendo y nadie va a creerme si lo pongo en la crítica.

¿No se oye mucho a la orquesta no? Las partecitas que me llegan están bien pero nada más. Lo que suena un camión es la base Aznar-Moro. Aznar patina se arremolina, contrapuntea. Pseudo Charly (¡PAF!) anunció que van a hacer un tema urbano. Entró con un lindo juguetito de bajo y guitarra y ya se está poniendo rockero. "Yo te veo entre los autos, pidiendo perdón", se lamenta David. Las voces suenan bien pero los temas parecen diluirse en la instrumentación. "Coramina López" levantó un poco los ánimos con su potente rock and roll tipo Rolling. David lo cantó en caliente sobre una hamaca infernal.

Ahora Charly, con su nuevo piano eléctrico, ha largado Tropicalia y Aznar le baila alrededor con sus notas, contrapunteando a veces empujando para arriba siempre. Ahorá Charly mete el sintetizador y la cosa se pone movida. De pronto sale el bajo de Aznar en un largo, vibrante solo. Ya sabemos que tiene una digitación impresionante lo bueno es que la aplica con gusto. "El Écuador, el trópico y el sol saludan nuevos vagabundos". Y corean todos: "Se está yendo todo el mundo" en un ritmo febril con mucha polenta. Moro metiendo oleadas de ritmo y Charly saliendo con el moog a fondo me hacen olvidar por un momento del asunto de los dobles, y me parece reconocer al Charly verdadero con su piano cantando el tema siguiente "Se ata" "Algo raro me estaba pasando en el hotel/ Estaba solo/ Sabía que mi casa estaba lejos de todo y faltaba poco para subir a tocar".

Pero no no hay duda. Sólo al doble de un bajista se le ocurre hacer un tema de Jaco Pastorius (¡PAF!). Supongo que Aznar preferiría hacer algo propio. ¿Y ahora quieren hacer "Alto en la Torre , de Sui Generis? Los coros están inseguros, no tienen la vibración de la versión original (¡PAF!). Y ese tema "Calle de las Sensaciones" (NdeT: Seminare?)  no me dice nada (¡PAF!). Parece un retazo de melodia que Charly les habrá dado a los dobles. A falta de buena comunicación, hagan rock and roll. "¿Ha muerto el rock?" gritan en el escenario. El públíco ingenuamente responde " No!" y se pone a hacer el famoso corito. "Woodstock no por favor Ya pasó eso" les responden los dobles. Y arrancan coñ una canción de David, tan vieja como el famoso festival (¡PAF!) "Los que no piensan/ todo el tiempo van a estar/ muy aburridos/ de estar en el mismo lugar" Lebón manda su viola claptoniana y cortante, y vuelvo a dudar de los dobles. Hasta que se mete Charly haciendo circos morisquetas con el moog y me vuelve a tierra: estamos en un no-recital de un no-grupo (¡PAF!).

"Vamos a hacer un tema disco for the people of Argentina" para anunciar un tema tipo Sábado a la Noche. "No vamos a hacer mnguno de los temas que piden", informa Charly a la audiencia. "¡Y Charly nos cagó!". Surge potente de la popular. "Y Charly nos cagó" "Ustedes se cagan solos" responde el doble. No es verdad. El público no sabía que iban a venir estos muñecos (¡PAF!). Ellos pagaron por ver a Serú Giran el nuevo grupo de García con toda la polenta y el sentimiento qué eso significa. Pero estos saltimbanquis pedantes y mecánicos no son un substituto adecuado. A lo mejor es por eso que se aplaude tanto a Luis Alberto, y le piden a Pseudo Charly que lo nombre "Un aplauso para Spinetta y para mí mamá que puso un restaurant macrobiótico", es lo único que atina a decir el doble.

"Vamos a hacer un poco de música está bien divertirnos pero hay un límite". Parece que los peleles se empezaron a dar cuenta que están haciendo quedar mal a García y Lebón. El doble de David canta "Serpentina", "¿en qué esquina me encontrarás?, con lirismo y ternura "¿Cómo sabrás qué es lo que quiero?". Hay un regreso de la inspiración y es una pena que ya el público esté distraido y cansado, y que nadie se adelante para terminar el recital con bailes y entusiasmo como en los buenos tiempos "El Mendigo En el Andén", es el último tema y la gente ya se está dispersando. Aunque cuando Charly les dijo "Si no aplauden más fuerte no hacemos bis" casi todos lo obedecieron. Se les contagió un poco el asunto de ser como muñecos a cuerda (¡PAF!). Pero terminó la cuerda y se van.

Bueno, ahora que salgo es hora de recapitular: el sonido muy bueno, la orquesta correcta con un director (Daniel Goldberg) que además de dirigir hizo los arreglos. La música en general estaba bien hecha, pero si hubieran venido los auténticos Charly y David no hubiera sonado tan inconsistente. Ellos de Brasil, tienen que haber traido algo más lleno con más polenta gue el estilo "`Nueva York 6° svenida". Quizás no tuvieron tiempo de armarlo y reclutaron a esta gente en la Galerla del Este (¡PAF!) para actuar en este recital Esperemós, pues, al verdadero Será Giran.
Pipo Lernoud

 

Reportaje a Charly (al mes siguiente de haberse publicado la nota anterior)

Contános un poco cómo viste vos todo el asunto de Obras y el debut de Seru Giran.

Bueno lo de Obras fue como un precedente negativo. La gente estaba mal predispuesta y todas las críticas fueron malas. Musicalmente pienso que no fue un debut malo. Escuché las cintas muchas veces y comparándolas, por ejemplo con las de Rosario, son mejores. Teníamos mucho mejor sonido. La gente que fue a escuchar música -así, aparte de espectativas y recuerdos- creo que salió conforme.

Algo que nos gustó de esta gira fue que se respetaron los pedidos del público e hicieron temas viejos. ¿por qué no fue así en Obras?

Veníamos con mucha manija de afuera. Habíamos preparado los temas con la orquesta; todo tenía que tener un orden, una programación. Queríamos mostrar todo el material que habíamos preparado y ni se nos había pasado por la cabeza hacer, temas viejos. Ese fue un error nuestro; no contemplar que después de tanto tiempo la gente queria escuchar algunos temas. Pero las críticas hicieron hincapié sólo en eso, en que nos habíamos alejado de la gente. No dijeron: "estos tipos se calentaron por hacer algo bueno, llevar una orquesta, tener buen sonido y luces". Pero a partir de eso decidimos cambiar un poco las presentaciones. Que sea algo más fluído como lo que vieron en Rosario. A mí me gusta tocar temas como "No te dejes desaminar" o "Boletos". No creo que por eso se me pueda decir que me quedé en el pasado, o cosas así. En Estados Unidos ví un show de Dylan por televisión donde tocaba sus canciones viejas junto a las nuevas lo mismo que hacen los Stones, Pink Floyd y otros.

¿Estás conforme con el disco? ¿Crees que refleja todo el esfuerzo de producción?

Lo que pasa es que sentí la nececidad de hacer algo perfecto, que estuviera totalmente afinado, que el sonido fuera purísimo. Un poco lo que transpira el disco es como si fuera un Lp de música clásica. Le falta esa polenta que impacta a la gente: De todas formas estoy conforme, quizás no con todos, pero sobre todo con "Serú Giran" y "Eiti Leda", los que tienen orquesta, que eran para mí el toco del disco, con los que yo queria experimentar.

¿Qué significa la letra de Seru Giran?

La idea de todo el disco surgió de ese tema. La foto del vagón y la vía da una sensación de viaje que fue un poco lo que nos pasó. Viajamos y compusimos fuera de nuestro contexto habitual. La idea del tema está desarrollada en las fotos de la funda interna y es la de una especie de realidad paralela. Empieza con "Cosmigonón" que es el cosmos, después hay una fábrica...Es como narrar una historia; la historia de un tipo que puede ser cualquiera de nosotros, que se da cuenta que la vida así como es no tiene sentido, es absurda, no va a ningún lado. "Narcisolón" es el tipo mirándose al espejo, copado con lo que es él mismo, su peinado su corbata, con que va a salir la fiesta. Está la mujer que también se arregla para salir de fiesta. Pero después termina todo mal aparece esa foto de la mujer pegándole con un ramo de flores. Hay palabras que se van repitiendo es una especie de rompecabezas que hay que armar. Después el tipo se queda diciendo "bueno, evidentemente esto no sirve para nada, ni la fiesta, ni el traje, ni mi mujer". Es bastante surrealista. Entonces el tipo mira hacia otro punto que es la vía con el cuadrado blanco. Vieron que cada vez que dice "Seru Giran" hay un cuadrado blanco, que puede ser la nada, una energía superior, otro tipo de vida; puede ser muchas cosas. Lo que quisimos hacer con esa letra no fue una cosa cerrada, hermética, sino que cada uno imagine lo que quiera. Inclusive nos gustaría hacer una cosa así en un tema del próximo Lp. Otra idea que teníamos era filmarlo, ampliando más el significado.

¿Puede ser que las letras sean un tanto pesimistas?

Bueno, se puede hacer una letra terrorifica, pero puede ser una letra terrorífica buena. Pienso que las letras del disco reflejan una etapa de mucho trabajo y de mucha confusión también. Sueños dejados en el tintero, realizaciones espirituales no concretadas. Es como mirar para adentro y decir bueno, no está tan mal la cosa, pero tampoco es...

...el "está todo bien"...

Claro, me parece que el "está todo bien" ya no va más. Sé que es un disco un poco pesimista, un poco árido. Está mas volcado hacia adentro, apuntando a los sentimientos de cada uno más que a reflejar un movimiento o una situación....

Hablanos del próximo disco.

Las canciones ya están hechas, falta ensayarlas. Yo compuse cinco o seis, hay algunas de David, y pienso que la colaboración de Pedro y Moro va a centrarse fundamentalmente en los arreglos, más que en la parte de composición. Lo que te puedo adelantar es que va a ser totalmente diferente al anterior, desde el punto de vista letrístico, el clima, la instrumentación, va a ser otra cosa.

¿Lo van o grabar aquí?

Sí, probablemente lo grabaremos en ION que ahora tiene una máquina de 24 canales. Aparte, nuestro proyecto es seguir con el grupo acá, en la medida en que nos permita estar afuera también. Esto se los digo por que con el asunto de mi viaje mucha gente creyó que quería irme para siempre. Y yo nunca dije eso. Nunca me quise ir de aquí definitivamente, la gente siempre me ha tirado mucho amor y esa es una relación que yo pienso seguir manteniendo. Pero también es importante abrir otros mercados, tocar para otros públicos. Lo ideal sería llegar a una situación de estar seis meses acá y seis meses en otro lado, por ejemplo. Ahora cuando fuí a Europa dejé algunos contactos hechos en Francia y en Italia, y en España están por editar el dicco. Brasil y Estados Unidos también pueden ser.

¿Qué te pareció lo que viste en Europa?

Quizás por la época del año en que fui, no vi grupos grandes, pero lo que se respira allá, lo cotidiano no es ni Yes ni Génesis ni Joni Mitchell ni nada que se le parezca. Es punk o disco, eso es lo común allá. Fui a ver un par de recitales de punk y rock industrial y no me gustaron para nada. No entendí que es eso, porque de musical no tiene nada y realmente la onda de esa gente es bastante fea y negativa.

¿La decadencia?

Sí. Pienso que hablar de la decadencia tal vez sea un poco puritano. Creo que todos somos algo decadentes. Pero me parece que ellos están tres o cuatro vueltas a la rosca más que nosotros. A nivel musical en Europa no está pasando absolutamente nada. Está pasando mucho más acá -aunque parezca un chiste- o mucho más en Brasil. Pienso que la cosa está pasando por América, América del Sur, e inclusive en Norteamérica todavía hay un respeto por la música un poco más grande que en Europa. Ahora por ejemplo, con esto del rock industrial, imitar los sonidos de una fábrica, la involución del hombre y todo eso...Puede ser que conceptualmente sirva para escriblrlo en una revista, pero musicalmente es algo totalmente desagradable, estupidizante si querés. No concuerda con la idea que yo tengo de la música.

Nos enteramos que finalmente la produccíón de tu disco tuviste que pagarla uos. ¿Cómo fue eso?

El disco lo pagué todo yo. Para financiar el proyecto la compañía me adelantó dinero a cuenta de regalías a lo que yo sumé plata mía. Soy como el productor musical del asunto, pero no el productor efectivo. Ni siquiera soy dueño de la cinta para venderla afuera. Este LP va a pérdida. Puede ser que con el siguiente, si tiene muy buena venta, quede a mano con la compañia, es decir, pueda irme sin deberles plata cuando termine mi contrato. Pero también yo sabía que iba a ser un poco así, porque ninguna compañía argentina te va a pagar un disco con esta producción. Siempre gasto la plata en eso. Para mí hacer un disco o estar en un grupo no sólo significa componer y tocar. Es meterme en una cantidad de cosas que me tienen ocupada la cabeza todo el dia. Mientras la cabeza está en eso no necesito otras cosas. Por supuesto que me gustaría tener una casa con un estudio de grabación, es lo que quieren todos las músicos. Pero pienso que eso va a llegar en algún momento como consecuencia de mi trabajo. No me preocupa invertir en un grupo o un disco porque sé que eso va a volver. Yo me tengo demasiada fé, pienso que lo que estoy haciendo tiene valor.

¿Tenés problemas con lo censura?

Bueno, la compañía ejerce una pre-censura que funciona en forma anticipada a la censura oficial que es la del COMFER

(NdeT: recordar lo que decía antes Charly, "El disco lo pagué todo yo. Para financiar el proyecto la compañía me adelantó dinero a cuenta de regalías a lo que yo sumé plata mía. Soy como el productor musical del asunto, pero no el productor efectivo. Ni siquiera soy dueño de la cinta para venderla afuera.".

Con el Lp de Seru Giran el único problema que tuve fue en "Eiti Leda" la parte que dice "la ciudad se nos mea de risa". Eso se discutió mucho y yo hinché tanto que al final sali6 así. Pienso que con el disco nuevo puedo Ilegar a tener algunos problemas porque las letras están un poco bueno, tendría que contarles cuál es la idea dei disco. Se va llamar "La Grasa de las Capitales" y viene un poco a colación de todo lo que ví en Europa, yo tenía muchas espectativas, pero, sabía que me iba a encontrar con un nivel impresionante y me di cuenta que en cuanto a música y arte es todo una grasada quizás peor que acá. Por ahí hace unos años no era así. Pero ahora es una grasada impresionante.

Grasada está usada no en el sentido de Landrú, sino como una cosa fea, horrible, así como grasa de una pizza que toca todo el mundo...

..._que está sucia y que ensucia...

Esa es un poco la onda. Hay un tema que se llama así, musicalmente es un candombe con influencia de rumba. Todo tiene como una unidad, y los temas son como comentarios sobre las cosas que estamos viendo. Hay temas que son historias, cuentan lo que le pasa a un personaje. Hay bastante denuncia, no tan política aunque sí social. Te estoy hablando de mi material, que va a ser un 50 o 60% del disco, todavía no vi las letras de David. Lo que sí ya está hablado es que va a ser una grabación del grupo nada más, va a haber muy pocos instrumentos agregados, quizás vientos y percusión. Es algo que hice con buenos resultados en el segundo LP de La Máquina, que es una de las cosas que más gusta de mi material cuando lo llevo afuera. El sonido no va a ser como el del primer LP, donde hay mil instrumentos sonando sin ampliación. En éste van a ser pocas cosas utilizadas en sus máximas posibilidades. Vamos a aprovechar más los recursos que tenemos dentro del grupo. Pedro toca muy bien un montón de cosas, la flauta, el piano, la guitarra, y canta muy bien. En realidad todos tocamos varios instrumentos. Yo compuse un tema acústico, en la onda de "Quizás porque", y también va a haber cosas tropicales, del tipo de "Autos, Jets, Aviones, Barcos'. Pensamos empezar a grabar en Mayo. El disco va a tener un sonido más rock, lo que no quiere decir que la música sea rock.

¿Cuáles son tus próximos planes?

Pensamos hacer un espectacular de TV de dos horas con el grupo tocando en vivo en el estudio tratando de reproducir lo más fielmente posible en el estudio una actuación en vivo. Lo vamos a filmar en TV Color, por que también pensamos llevarlo a Brasil para el programa "Rock Concerts° y a otros lugares. Otra idea muy Ìinda, que no se cuando vamos a poder concretar, es la de hacer un recital muy grande, y si es posible reunir también otros conjuntos, cobrando una entrada de cien lucas o directamente gratis.

Es como una necesidad, nosotros tenemos conocimiento de algunos proyectos similares.

Hay una necesidad de dar a la gente algo más que música, aunque sea una vez por año, con la posibilidad de que vaya gratis, o pagando lo que cuesta un atado de fasos. Al margen de que los precios que estamos cobrando son bajísimos. Por que a la gente le parece mucha guita, pero no conoce los costos, y es importante que lo sepa. Que una vez deducidos los costos de alquiler de equipos, luces, teatro, SADAIC, publicidad, organizadores, lo que queda es muy poco. La idea de hacer ese festival grande es también reunir una gran cantidad de gente como decir estamos aquí, esto sigue.

Otra idea que yo tenía y puede ser que en algún momento la concrete -no sé si con Seru Giran o como solista- es tocar gratis durante un mes, hacer una gira gratis. Es una cosa muy loca por que está fuera de todas las reglas del showbusiness, cuando empecé a averiguar me dí cuenta que era mucho más dificil eso que tocar cobrando un cachet, pero de todas maneras es algo que tenemos ganas de hacer.

Expreso Imaginario 04/79


A Página  1    2

Un sitio de
www.dospotencias.com.ar
MENU de CONTENIDOS Luthier
correo REBELDE